Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En conflicto
Francia tiene la moral por el suelo y encima más jugadores están cuestionando la estrategia del club a menos de dos días del crucial partido ante Italia.

Jugadores clave como el arquero Gregory Coupet, el veterano defensor Lilian Thuram y el extremo Franck Ribery han expresado grandes dudas sobre las consecuencias de la derrota 4-1 ante Holanda, la primera sufrida por esa cantidad de goles desde 1982.

“Fue la paliza más grande que recibí”, admitió Coupet ayer. “Ninguno de nosotros estuvo a su nivel. No fuimos buenos en defensa ni en ataque. En el mediocampo también fuimos superados. Es difícil culpar a una persona”.


Preocupados
Gianluigi Buffon tiene un mensaje para Holanda: como le ganó a Italia y Francia tan fácil en la primera ronda, entonces puede darle una mano al campeón del mundo. Así podrían clasificarse y encontrarse nuevamente en semifinales.

Italia está preocupada con la posibilidad de que Holanda se deje ganar por Rumania en el último duelo del Grupo C porque ya que está clasificada, y con ese resultado eliminaría automáticamente a la Azzurra y a Francia, dos posibles rivales en semifinales.

“Creo que Holanda quiere encontrarse con Italia o Francia en semifinales, después de la forma en que nos dominó en los primeros partidos”, dijo Buffon el domingo.