•  |
  •  |
  • END

Zurich / AFP.- Francia e Italia, finalistas del Mundial-2006, se enfrentan hoy martes en Zurich en una especie de eliminatoria del Grupo C de la Euro-2008 de fútbol, en un partido que no servirá de nada si Rumania gana ante Holanda.

Para Francia e Italia la ecuación es simple: ambos están obligados a ganar el partido y deben esperar que Rumania pierda o empate, ya que una victoria del equipo de Víctor Piturca contra Holanda elimina directamente a galos y transalpinos.

En estos momentos, Holanda tiene la primera plaza con seis puntos, mientras que Rumania cuenta con dos y Francia e Italia uno sólo.

Un empate entre Francia e Italia sería muy beneficioso también para Rumania, que podría permitirse el lujo de perder con Holanda si no es por muchos tantos, ya que tiene una mejor diferencia de goles (0) que sus rivales (ambos -3).

"No he comprendido muy bien los cálculos, pero creo que tenemos un poco más de posibilidades de pasar", resume Buffon. "Tenemos que hacer el partido de nuestra vida", añade el guardameta italiano.

La moral es baja en los franceses tras el empate contra Rumania (0-0) y el "tortazo", una palabra utilizada por Franck Ribery, recibido ante Holanda (4-1).

El técnico francés, Raymond Domenech, reveló que consultará a sus 23 jugadores para saber quiénes están bien física y mentalmente para afrontar "un partido único en sus vidas".

Italia, por su parte, había tocado fondo en su debut contra Holanda (3-0), aunque luego mostró cierto progreso frente a Rumania (1-1). "Hemos dado señales de recuperación", afirma Buffon, que estima que una dinámica positiva se ha iniciado.

La velocidad de Sneijder, Robben y Van Persie ha hecho recordar cruelmente la edad de los defensas franceses, con un Thuram al que le pesan sus 36 años, y un Sagnol que sufre su temporada pasada en la enfermería del Bayern Munich.

En cuanto a Vieira, todavía no se ha recuperado suficientemente de su lesión en el muslo izquierdo.

Materazzi, al que los franceses detestan, fue completamente superado por los holandeses y ha perdido su puesto como defensa central en beneficio de Chiellini, más joven y más dinámico.

El centro del campo italiano, formado por los milanistas Gattuso y Pirlo, tampoco está en su mejor forma.

Gattuso, en el banquillo frente a Rumania, podría reencontrar su puesto de titular. Pirlo, que no parece andar bien, e incluso si es el único creador, podría hacer el camino inverso en beneficio de una línea de volantes más potente con Gattuso, De Rossi y Ambrosini.

Domenech podría volver a un 4-4-2 con un dúo Henry-Benzema, que utilizó en los partidos de preparación.

Las dudas vienen en defensa. ¿Se atreverá Domenech a dejar en el banquillo a Thuram con sus 142 selecciones? ¿Sagnol será también suplente?
El entrenador italiano, Roberto Donadoni, debería de nuevo hacer modificaciones en su equipo. La defensa no cambiaría, con Zambrotta, Panucci, Chiellini y Grosso, delante de Buffon.

Pero, en ataque, el seleccionador podría de nuevo dejar fuera a Del Piero, decepcionante contra los rumanos, y volver a un sistema de tres atacantes con Toni en punta, rodeado de Di Natale o Camoranesi a izquierda y Cassano a derecha.

Este último, si es titular, podría aportar la creatividad y la fantasía que han faltado hasta ahora.


Equipos probables:

Francia: Coupet - Clerc o Sagnol, Gallas, Thuram (cap.) o Abidal, Evra - Govou, Makelele, Toulalan, Ribery - Henry, Benzema. Seleccionador: Raymond Domenech.


Italia: Buffon (cap.) - Zambrotta, Panucci, Chiellini, Grosso - Gattuso, De Rossi, Ambrosini o Pirlo - Cassano, Toni, Di Natale o Camoranesi. Seleccionador: Roberto Donadoni.