•  |
  •  |
  • END

Los Jaguares de la UAM arrancaron como fieras indomables la “Copa Curaçao” de béisbol juvenil de la Liga Profesional, con cuatro triunfos el fin de semana, incluyendo dos sobre el Rivas, uno de los considerados favoritos y que sorpresivamente no ganó en cuatro salidas.

Las primeras víctimas de los Jaguares fueron los rivenses el sábado, en una doble jornada en la UAM, donde ganaron 9x5 con el guatemalteco Marlon Clavería en la loma, y a segunda hora lo hicieron 4x2 con triunfo para Oscar Bravo.

El domingo, los universitarios se trasladaron a San Isidro para aplicar la misma dosis a los norteños por marcador de 9x0, con pitcheo de dos hits de José Martínez, y en el juego de fondo ganaron 9x3 a San Isidro con Pedro Mendoza en el montículo.

En segundo lugar se ubican el Bóer-American College y la Unica, con tres victorias y un revés cada uno. El Bóer dividió el sábado con la Academia del Valle con scores de 9x6 a su favor y perdió 3x1 el segundo. El domingo el Bóer viajó a Rivas para ganar 8x2 y 6x3 en un duelo que se sintió a revancha porque los rivenses vienen de ganarle la final al Bóer en la liga de Feniba.

Mientras que la Unica le aplicó dos derrotas a San Isidro el sábado. Primero 7x2, con el primer jonrón del torneo salido del madero de Cheslor Cuthbert, y luego por paliza 13x1. Los triunfos fueron para Kevin Montiel y Johnny Martínez.

El domingo la Unica dividió con la Academia del Valle. Ganó el primero 7x1 y perdió 3x1. Ismael López ganó por la Unica y Norving Laguna lo hizo por la Academia.

Después de esta primera jornada de fin de semana, Franklin López, del Bóer, está como el líder de bateo del torneo con .692 de average, por nueve hits en 15 turnos, seguido por Elmer Vanegas, de la UAM, con cinco imparables en ocho turnos y .625 de average.

El Bóer también tiene al mejor lanzador de la liga, Fulvio Delgado, quien lanzó siete entradas con tres carreras sucias, cuatro hits, seis ponches, para efectividad de 0.00, lo mismo que Jader Herrera, de La Trinidad, que en siete episodios sólo admite una sucia, poncha a dos y permite siete hits. Ambos lograron las primeras victorias para sus equipos.