•  |
  •  |
  • END

BOSTON / AP.-
Curt Schilling se operará el lunes su lesionado hombro, con lo que el derecho quedará descartado para el resto de la temporada y muy posiblemente sea el final de su carrera.

El pitcher de los Medias Rojas de Boston, de 41 años, pasará por el quirófano luego que un programa de rehabilitación favorecido por el equipo no sirvió para sanar la dolencia de tendón, una que provocó un debate entre los médicos sobre el mejor método de tratamiento.

“Mi temporada se acabó y existe una buena posibilidad de que ya hice mi último lanzamiento”, declaró Schilling en una entrevista este viernes con la radio WEEI de Boston.

Schilling no ha visto acción desde el arranque de los entrenamientos de primavera. Su médico, el doctor Craig Morgan, confirmó a la AP que se encargará de la operación el lunes en Wilmington, Delaware.

“Ésta es una cirugía que podría marcar el fin de una carrera”, dijo Morgan. “Lo hacemos de modo que Curt Schilling pueda estar en completa capacidad y sin dolor en su hombro el resto de su vida”.

Schilling escribió sobre su situación en su bitácora de Internet, 38 pitches.com.

“Tratar de volver tras este tipo de operación a los 31 años sería un enorme desafío, a los 41 lo es más”, dijo. “Pero, si es posible, al menos podré tomar la decisión con todas las cartas sobre la mesa, y yo tomaré la decisión. No regresaré con (velocidad) de 85 (millas por horas) y basura de lanzamientos. Si no puedo volver y hacerlo bien, pues no lo haré”.

El club confirmó que Schilling se operará, pero no formuló comentarios. El lanzador firmó un contrato de una temporada y 8 millones de dólares tras la Serie Mundial que ganaron el año pasado.

Schilling completó la pasada campaña, su número 20, con 3,116 ponches, situándose en el puesto 14 de la lista histórica.

Su fama es como serpentinero dominante en postemporada, donde exhibe récord de 11-2, la mejor para un lanzador con al menos diez decisiones.

En 2004, su primer año con los Medias Rojas tras un canje con Arizona, Schilling pasó a ser un icono en Boston al ganar el sexto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana y el segundo partido de la Serie Mundial tras someterse a una cirugía para suturar un tendón en su tobillo derecho. Su media teñida por sangre pasó a ser una imagen simbólica.

De por vida acumula un registro de 216-146 y 3.46 de efectividad. Compartió el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2001 junto a Randy Johnson, con Arizona.

Schilling estuvo inactivo durante parte de la pasada campaña por tendinitis en su hombro derecho, y terminó con marca de 9-8 y 3.47 de efectividad en 24 salidas. Pero estuvo notable en la postemporada: 3-0, incluyendo una victoria 2x1 sobre Colorado en el segundo partido de la Serie Mundial.

A Boston la ha ido bien, pese a la ausencia de Schilling, con el segundo mejor récord en las Mayores, sólo por detrás de los Cachorros de Chicago.

Josh Beckett es el as, Daisuke Matsuzaka tiene foja de 8-0 y los juveniles Jon Léster y Justin Masterson están cumpliendo excelentes temporadas.

Además, el dominicano Bartolo Colón ha vuelto por sus fueros con marca de 4-2, tras firmar un contrato de ligas menores durante la pretemporada.