Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Con la participación de 16 equipos arranca en Tokio el 5 de marzo de 2009 la segunda edición del Clásico Mundial de Béisbol, patrocinado por las Grandes Ligas.

Las otras sedes durante la primera ronda serán San Juan, Ciudad de México y Toronto, informó el sábado el presidente de la Federación de Béisbol Aficionado de Puerto Rico, Israel Roldán, quien participó recientemente en una reunión en Nueva York para planificar los aspectos organizativos de este certamen de carácter mundial.

Japón ganó sorpresivamente el primer Clásico y Cuba se alzó con el subcampeonato.

En la ronda de Tokio participarán las novenas de Japón, China, Taiwan y Corea del Sur; mientras que en la de San Juan, que se inicia el 7 de marzo, competirán Puerto Rico, República Dominicana, Panamá y Holanda.

El 8 de marzo se inicia la etapa de Ciudad de México con la participación de México, Cuba, Australia y Sudáfrica, y en esta misma fecha arranca la de Toronto con las novenas de Estados Unidos, Venezuela, Italia y Canadá.

Los dos equipos de mejor récord en cada grupo avanzan a la segunda ronda, que se jugará en las ciudades estadounidenses de San Diego, desde el 15 de marzo, y Miami, que se iniciará el 14 de ese mes.

Roldán explicó a The Associated Press que cada una de las 16 novenas participantes, por lo menos tienen asegurados unos 300 mil dólares en ganancias.

“Se hizo una proyección económica distinta a la del primer torneo, que el dinero se repartió de acuerdo a las ganancias del Clásico y lo mínimo que recibió cada novena fueron 250 mil” dólares, dijo Roldán. “Ahora cada equipo que participe, por lo menos, tendrá garantizado 300 mil dólares”.

Los cuatro equipos que tengan los mejores records avanzan a las series semifinales programadas para San Diego desde el 21 de marzo. “La final se celebrará en Los Ángeles, California”, precisó Roldán.

A la reunión de Nueva York asistieron, además de Roldán, el presidente de la Federación Internacional de Béisbol, el estadounidense Harvey Schiller; el primer secretario de la Oficina de Intereses de Cuba en Estados Unidos, Ricardo Suárez; así como funcionarios de Grandes Ligas y de la Asociación de Peloteros.

Roldán señaló que, durante el encuentro, no se informó si se permitirá que la novena cubana reciba el dinero que le correspondería por participar, pero adelantó que existen conversaciones con funcionarios del gobierno estadounidense y de Grandes Ligas, para discutir ese tema y el de la concesión de visas a los cubanos si avanzan a la segunda ronda en San Diego.

“Asumo que no habrá dificultades para darle el visado a Cuba para ir a la segunda ronda, si clasifican como se espera... Cuba es el subcampeón y, en esta ocasión, las visas deben dárseles sin los problemas que enfrentamos la otra vez”, agregó.