•  |
  •  |
  • END

El cuarto jonrón de Aníbal Vega y sus seis carreras producidas en el partido, empujaron a los Indios del Bóer a una cómoda victoria 14x4 sobre el Chinandega, para barrerle la serie de tres juegos el fin de semana y sostenerse en el liderato del campeonato nacional de béisbol de Primera División.

Fue una cómoda victoria para el Bóer, que descargó 14 hits y desequilibró rápidamente el partido, que terminó abruptamente cuando Sandor impulsó la del nocaut en el cierre del séptimo. El Bóer anotó tres carreras en el primer inning por hit de Isaac Martínez, doble de Mario Holmann, hit de Edgard López --que produjo dos carreras--, y éste anotó por hit de Vega, quien en el partido bateó de 4-3 y remolcó 6 carreras.

La tribu entregó una en el tercero, impulsada por hit de Vega; se continuó con cuatro carreras en el cuarto inning, tres de ellas por jonrón de Vega, que dejó la pizarra 8x0, y sumaron la novena en el quinto por error del left.

Luz Portobanco (3-0) dejó el montículo en la apertura del sexto episodio, después de tirar para 4 hits y tres boletos en cinco innings. Berman Conde llegó descontrolado y lo descifraron. Sacó un out, le dio base a Erick Alfaro y dominó a Francisco Mendoza. Soportó sencillo de Jen Argeñal, pero siguió con bases por bolas seguidas a Oscar Mairena para llenar las bases, Ángel y Eduardo Romero, quienes remolcaron carrera. Esteban Ramírez bateó hit y remolcó dos más para poner el partido 8x4. Mauricio Turcios cerró el partido.

El Bóer anotó dos carreras más en el sexto inning, en que Edgard López y Vega recibieron bases y fueron remolcados por hit de Sandor y rola de Ramón Flores, respectivamente.

Y para rematar, en el séptimo la tribu anotó tres carreras más. Así se selló la victoria por la vía del nocaut. La derrota recayó en Manuel Pineda, quien necesitó relevos de Wílmer Mejía, Luis Soto, Benjamín Morales e Isidro Pantoja.

El partido entre el Granada y Matagalpa, programado para las 4 de la tarde, no se pudo realizar por lluvia. La cantidad de agua caída en la tarde antes del partido dejó en malas condiciones el terreno, por lo que los árbitros pospusieron el partido.

Hubert Silva, manager del Granada, espera que la posposición del partido le dé un respiro a su equipo, que actualmente atraviesa un slump colectivo, que se ha traducido en cinco derrotas consecutivas.