•  |
  •  |
  • END

Los jugadores de la selección española, que este domingo derrotaron en Viena a Italia en la Euro 2008, rompiendo el maleficio de la barrera de los cuartos de final que siempre se les atragantaba en un torneo importante, afirmaron que se quitan un peso de encima y ganarán en confianza.

“Estamos contentos por haber dado una alegría al país”, dijo el portero Iker Casillas, quien fue declarado mejor jugador del partido por la UEFA. “¿Que si pensamos en el título? Sí, pero lo que hemos logrado, pasar de los malditos cuartos, ya es un triunfo en sí mismo”, dijo San Iker.

El portero del Real Madrid fue el héroe de su equipo al detener dos penales en la serie ganada por 4-2, a Daniele de Rossi y Antonio di Natale; además de hacer paradas importantes en remates de Mauro Camoranesi y el propio Di Natale durante el partido.

Por su parte, Cesc Fábregas, autor del penalti decisivo que clasificó a España, explicó que este triunfo ante Italia, a la que nunca habían ganado en una Eurocopa o un Mundial, les va a dar moral.

“Esto nos dará mucha confianza”, explicó el centrocampista del Arsenal, quien afirmó que sintió mucha responsabilidad en el lanzamiento decisivo.

“Cuando fui a tirar el penalti, la portería parecía muy pequeña. Es la primera vez que lanzo en una tanda de penales. Fue el que nos dio la victoria al final, pero hay que acordarse de los que tiraron antes. Marcar era el objetivo, no estaba pensando en la historia. Para mí se ha hecho justicia”, dijo.

Por su parte, Fernando Torres, afirmó que su equipo respondió bien en el duelo.

“Sabíamos que era un partido clave, contra Italia que sabe ganar este tipo de partidos. Pero defensivamente hemos estado bien”, dijo.

Para el delantero del Liverpool, este triunfo es una pequeña venganza contra quienes dudaban de ellos.

“Había muchas dudas, pero no en nosotros, que estábamos unidos y hemos demostrado que podemos hacer grandes cosas”, explicó.

En el mismo sentido, David Silva, explicó que valió la pena sufrir para sentir la alegría de acabar con la historia negra de España.

“Ha merecido la pena, porque al final nos hemos llevado la victoria y hemos tenido esa pizca de fortuna. Hay un buen grupo y siempre hemos confiado en nosotros. El equipo ha dado la talla y en todo momento hemos ido por el partido”, señaló el centrocampista canario.