Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Sueña con Barcelona. ¿Le gustaría irse al Barcelona?, le preguntaron al ruso Andrei Arshavin, a lo que respondió sin demora: “Es mi sueño desde que era niño. Siempre lo he seguido. Desde la época de Romario, Koeman y Stoichkov”

En sólo dos partidos, Arshavin, de 27 años, ha cautivado al mundo. Es pequeño, pero cuadrado de espaldas. Los ojos, azules y hundidos, irradian fortaleza. Desde la aparición de Schuster en 1980 no ha habido una revelación tan impactante en un gran torneo. Hasta el presidente de la delegación técnica de la UEFA, Andy Roxburgh, lo definió ayer como “un destello de magia”.


Se va Luis. El técnico español, Luis Aragonés, que dejará su cargo tras la Euro-2008, descartó que el buen papel de su equipo en el torneo pueda llevar a su continuidad en el cargo. Una parte de los aficionados en las tribunas del Estadio Ernst-Happel, donde España ganó por penales (4-2) a Italia en cuartos de final, cantó "Luis quédate". "Agradezco cualquier palabra de ánimo y que te piropeen. Pero ya sabe la Federación que esto se acaba para mí, sin tener en cuenta cuándo termine España", dijo Aragonés.


Coraje la clave. El defensa central de Turquía, Gokhan Zan, advirtió que su selección "no le teme a nadie", antes de afrontar a Alemania mañana en Basilea, en semifinales de la Euro-2008.

"Llegamos a semifinal, pero no nos conformamos, queremos ir más alto, vamos a luchar contra un gran equipo, pero vamos a pasar este obstáculo", dijo el zaguero otomano.

"Si logramos hacer nuestro fútbol de coraje, ganamos”, recalcó con optimismo, más allá de que “tenemos quizás 13 ó 14 jugadores disponibles para chocar contra Alemania”. “Si avanzamos más, tal vez tengamos dificultades para encontrar 11 para el arranque”, contó entre risas el central.