•  |
  •  |
  • END

Devern Hansack coqueteó con la perfección. De qué otra manera se puede calificar una labor en la que sólo dos le conectaron hits intrascendentes, mientras el resto caminaba mansamente sobre una demostración de poder, que le permitió al nica conseguir su tercer triunfo con el Pawtucket en Triple A, al vencer 6x1 al Richmond.

En una campaña de sufrimiento, Hansack estuvo ayer en la gloria y se apuntó su tercer triunfo contra ocho reveses. Sacó los primeros cuatro outs del juego sin titubeos hasta que Jason Perry le dio hit, pero provocó una reacción mortífera del nica: retirar a los 16 bateadores siguientes que enfrentó.

El único que pudo evitar que tal dominio continuara fue el cubano Bárbaro Cañizares, ex jugador del Bóer profesional y ahora cuarto bate del Richmond, quien le dio sencillo en el séptimo episodio con dos outs, pero nuevamente Hansack reaccionó retirando a otros cuatro, para terminar su labor en ocho innings sin carreras, dos hits y cuatro ponches.

El pitcher de Laguna de Perlas dejó el juego ganado 6x0, gracias al respaldo de dos carreras en el segundo y otras cuatro en el cuarto. Pero el relevista hondureño José Vaquedano admitió dos hits y una carrera para terminar el partido 6x1.

Fue el primer triunfo de Hansack en más de un mes, pues no ganaba desde el 18 de mayo. Su balance quedó en 3-8, mejoró su efectividad de 5.40 a 4.81, por 39 carreras limpias en 73 entradas. Además alargó a 14 los innings sin permitir carreras, sumando sus últimas dos aperturas, en las que admite seis hits y poncha a once.

Con el traslado de Aristides Sevilla de Doble A, a Clase A fuerte, era necesario saber cómo están viendo los Padres al nica, y en un contacto de su representante, Evelio Areas con Juan Lara, coordinador para Latinoamérica de los Padres, le aseguró que no importaba dónde lanzara, porque los planes es darle un chance con el equipo grande en septiembre.

Siempre en las menores, Ofilio Castro se fue de 4-1 con el Harrisburg en Doble A, con una anotada y una base por bola para dejar su promedio en .264 (53 hits en 201 turnos). Ronald Garth bateó de 3-1 con el Wisconsin, con un doble y una carrera empujada, mientras quedó con .250 de average (48 en 192). Y Everth Cabrera se fue en blanco con el Asheville en cinco turnos con un ponche, actuando como primer bate y segunda base. Dejó en .274 su promedio.

Dwight Britton, con el Pulaski Mariners en la Liga Rookie, se fue de 2-0, con dos bases, un par de ponches y anotó una carrera. Bajó su promedio a .269.