•  |
  •  |
  • END

Vicente Padilla vapuleado, golpeado y derrotado, Devern Hansack frustrado y Ofilio Castro frenado. Ese fue el accionar de los peloteros nicaragüenses en una triste jornada en los máximos niveles de competencia del béisbol organizado.

Padilla perdió por quinta vez en la temporada, al permitir ocho carreras en dos innings y dos tercios ante los Orioles, que se impusieron 10x4 a Texas.

Es la tercera vez en 185 aperturas en su carrera, que Padilla permite ocho carreras en un partido, pero por segundo juego seguido admite un mínimo de siete, por lo que su efectividad explotó hasta 4.70, creando incertidumbre por su próxima salida, y hasta puede olvidar un llamado al Juego de Estrellas.

Padilla reconoció que no estuvo bien en su pitcheo, tuvo muchos pitcheos por el medio del plato sin el poder acostumbrado, y por eso lo conectaron.

Pero la preocupación del manager Ron Washington es la salud de Padilla, quien abandonó el partido en el tercer inning, resintiendo otra vez un dolor muscular en el lado derecho del cuello y en el pulgar de su mano izquierda, que se golpeó al fildear una línea de hit al central. La molestia en el cuello la ha tenido en los dos últimos partidos, y será observado en estos días para ver si puede lanzar el próximo miércoles ante Los Ángeles.

Texas tomó la delantera en el primer inning por doble empujador de Milton Bradley, pero los Orioles empataron en el cierre por doble de Nick Markakis y hit de Aubrey Huff. Le anotaron tres en el segundo, por doble de dos carreras de Brandon Fahey y sencillo de Markakis. Y en el tercero no pudo sostenerse, al soportar doble de Luke Scott, boleto a Melvin Mora, hit productor de Kevin Millar, falló un posible doble play y después siguieron doble de Fahey y el hit de Bynum, que lo explotó.

Padilla (10-5) dejó el juego perdido 8x1, permitió nueve hits y dio dos boletos, para llevarse la derrota. Texas anotó tres en el séptimo, pero Baltimore respondió con dos en el octavo.

“Salado” Hansack
Devern Hansack vio cortada en 25 su racha de innings seguidos sin permitir carrera, y su posible quinta victoria se esfumó, cuando los relevistas fallaron, los empataron y Pawtucket ganó 7x6 a los Cerdos de Hierro de Lehigh Valley, en Triple A, con jonrón de Jeff Bailey (23) en el octavo episodio.

Devern (4-8) sobrevivió a un hit, un boleto y dos pasbol en el primer inning, para tirar scone de ponche en el segundo, pero en el tercero le anotaron dos carreras con boleto, doble y sencillo, y en el cuarto le marcaron una más.

Para entonces gozaba de una estimable ventaja 6x3 y era visible su quinto triunfo. Pawtucket anotó dos en el primero por jonrones de Joe Thurston y Chris Carter, una en el segundo, otra en el tercero y dos en el cuarto, impulsadas por Joe Thurston.

José Vaquedano lo relevó en el sexto, y llegaron los problemas. Vaquedano aceptó una carrera en el sexto y otra en el séptimo en que explotó. Relevó Hunter Jones y en ese episodio le empataron el juego, dejando a Hansack sin decisión.

El costeño lanzó cinco episodios para siete hits y tres carreras, con seis ponches y tres boletos. Dejó su efectividad en 4.45.

Mientras tanto, Ofilio Castro se fue de 3-0, vio cortada su racha de cuatro juegos seguidos bateando de hit en Triple A, con Columbus, pero contribuyó a la victoria 1x0 sobre Toledo.

Jugando de octavo bate y en segunda base, Ofilio elevó al right en el segundo episodio. En el quinto, con rola a la inicial, hizo avanzar a Ray Olmedo a la antesala, para anotar por sencillo de Luke Montz. En el séptimo inning, Ofilio elevó a segunda base. Con el guante contribuyó a dos jugadas para doble play. Promedia .389.