•  |
  •  |
  • END

Juan “El Exterminador” Palacios arribó ayer al país procedente de Puerto Rico con una confianza que contagiaba a quienes se le acercaban, mientras no se cansaba de repetir: “Ese título ya es mío, lo dejé tan asustado que nunca me miró a los ojos a pesar de que los periodistas le pedían que lo hiciera para hacer las fotos”.

Con ese optimismo regresó Palacios luego de cinco días que estuvo en Ponce, promocionando la pelea por el título interino de las 105 libras del CMB, que hará frente a Omar “El Pastor” Soto el dos de agosto en el gimnasio Juan Pachin Vicens.

“No es exceso de confianza porque no lo menosprecio. Pero lo impresionó mi estatura y mi fortaleza. Sé que soy bien grande para las 105 libras, y Soto también sabe que no soy como los otros boxeadores que le han mandado de Nicaragua. Los mismos puertorriqueños me decían que estaba nervioso, que no hallaba qué hacer cuando estuvo a la par mía”, agregó.

Al nica lo acompañó su entrenador, Ray Mendoza, quien se encargó de que el entrenamiento no se parara en su estadía en Ponce, mientras cumplían con la conferencia de prensa y el pre-pesaje, donde su pupilo marcó 112 libras sin ni siquiera haber ido al gimnasio.

“Hasta los que me vieron entrenar me dijeron que no tenía con qué ganarme Soto. Por eso, y por la confianza que me da la preparación que tengo, no dudo en insistir, el título ya es mío. Gané por nocaut el primer round. Lo dejé golpeado sicológicamente. Si no lo creen, esperen el dos de agosto y verán que no miento”, recalcó el retador número uno de las 105 libras del CMB.

Palacios llegó en 112 libras, luego del viaje, pero hoy, cuando se integre a su preparación en el gimnasio Alexis Argüello, asegura que bajará a 109 libras sin problemas.

“Si Yáder Escobar, que no tiene la calidad de Palacios, le aguantó diez asaltos, estoy seguro de que le voy a sacar la pelea aunque esté en su casa. Porque tengo más experiencia, más recursos y ganas de coronarme en este segundo chance, después de que me arrebataran el título la primera vez. Sólo le digo a Soto, que mientras yo esté, él no va a ser campeón”, concluyó.