•  |
  •  |
  • END

En la primera gran sorpresa de las eliminatorias del equipo olímpico de natación de Estados Unidos, Brendan Hansen no pudo clasificarse el jueves para los 200 metros estilo espalda de los Juegos de Beijing.

Dueño del récord mundial recién hace un mes, Hansen no podrá siquiera competir en la prueba en Beijing. Su único consuelo: formará parte del equipo en los 100 pecho, y muy seguramente en el relevo de los 4x100 combinado.

De todas formas, el cuarto puesto de Hansen fue totalmente inesperado. Iba al frente tras dar el último giro, pero se rezagó en la vuelta final. Fue desplazado por el triunfador Scott Spann, además de Eric Shanteau y Scott Usher.

Hansen terminó con tiempo de dos minutos y 11.37 segundos, casi tres segundos atrás de su récord nacional, el cual en un momento fue la plusmarca mundial hasta que su adversario japonés Kosuke Kitajima lo eclipsó el siete de junio con un registro de 2:07.51.

Agarrado de la soga que divide las calles, Hanse miró con rostro asombrado el marcador mientras Spann y Shanteau celebraban.

“No entiendo nada”, dijo Hansen, el último en salir de la piscina. “Ha sido una semana muy ardua, creo que eso me afectó un poco”.

Spann se impuso con 2:09.97, bastante lejos del récord de Kitajima.

“Ellos van a representar muy bien al equipo”, dijo Hansen sobre los tres que entraron primero que él. “Saben lo que se debe hacer para ganar y lo demostraron esta noche”.