•  |
  •  |
  • END

Tyson Gay se cayó el sábado, al comienzo de la carrera por los cuartos de final de los 200 metros en las eliminatorias olímpicas estadounidenses, y tuvo que ser sacado de la pista en camilla.

Ubicado en el séptimo carril, Gay estaba acelerando para tomar la delantera en la primera curva, pero en su 14ta zancada, algo ocurrió: el velocista cayó al piso y se quedó en el suelo con dolor, agarrándose el muslo izquierdo.

Cerca de una hora después de la lesión, la Federación estadounidense de atletismo dijo que Gay sufrió un fuerte calambre.

El representante de Gay, Mark Wetmore, dijo que el velocista estaba en su hotel, descansando y recibiendo tratamiento físico. Gay tenía previsto someterse a una prueba de resonancia magnética como medida de precaución.

“Parece que no hay daño, más allá de algunos raspones por la caída... Dijo que sintió un poco de molestia antes de la carrera”, dijo Wetmore. Wetmore señaló que Gay le dijo: “Estoy muy desilusionado”.

Gay ya se había clasificado a los Juegos Olímpicos en los 100 metros, pero su participación queda en duda según la gravedad de la lesión.

Aunque es el campeón mundial de los 200 metros, Gay tiene que terminar entre los tres primeros en las eliminatorias para clasificarse a la olimpiada.

Gay, de 25 años, rompió la semana pasada el récord estadounidense de los 100 metros al cronometrar 9.77 segundos. En la final marcó 9.68 segundos, el tiempo más rápido en la historia, pero no fue un récord mundial porque tenía mucho viento a su favor.

La eliminación de Gay deja el campo libre a otros contendientes de peso en los 200 metros, como Shawn Crawford, campeón olímpico vigente, Walter Dix y Wallace Spearmon, los cuales salvaron sin problemas los cuartos de final.

Crawford logró la mejor marca del día en las eliminatorias con 20.33 segundos.

En la jornada del sábado consiguió su boleto a Pekín el marchista Kevin Eastler y Matthew Boyles, primer y segundo lugar de la prueba de 20 kilómetros de esa disciplina, respectivamente.

Eastler marcó un tiempo de 1 hora 27 minutos y 7.1 segundos, seguido en el podio por Boyles (1:28:19.1) y Patrick Stroupe (1:29:17.0).

Otro que vio naufragar sus sueños olímpicos fue el campeón de los 110 metros con vallas en los Juegos de Atlanta-1996, Allen Johnson, quien a sus 37 años buscaba una cuarta credencial olímpica.

Johnson abandonó poco después de pasar sobre la cuarta valla en su serie de cuartos de final de esa prueba, y quedó eliminado.

El ex monarca olímpico dijo haber resentido la lesión de un tendón de su pierna izquierda, que sufrió seis semanas atrás.

“Sabía que era posible que me pasara esto. No hubiera querido que ocurriera, pero después de la primera valla comencé a sentir un dolor terrible que se fue poniendo peor cada vez” afirmó Johnson.

El mejor crono de las cuatro series eliminatorias de 110 metros con vallas corridas este sábado, fue para el joven David Oliver (13,24), mientras que favoritos como Terrence Trammell (13.50) y David Payne (13.39) se limitaron a clasificar.