•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni

¿Quién iba a pensar que en algún momento, mientras construye su carrera de Salón de la Fama, Alex Rodríguez podría soportar y sobrevivir a una comparación con Mickey Mantle?
El domingo, Alex alcanzó a Mickey en 536 jonrones. Ese abrazo nos ha obligado a bucear en el incómodo y terriblemente conflictivo mar de las comparaciones. ¿Quién fue más a esa altura de sus trayectorias? ¿Puede admitirse una comparación entre ellos o es una irreverencia?
Mickey, que bateaba a los dos lados, conectó sus 536 jonrones a lo largo de 18 temporadas, en tanto Alex está atravesando por su campaña 16, con medio recorrido pendiente, posiblemente unos 18 jonrones más siendo prudente en las consideraciones. Cuando Rodríguez termine su temporada 18, estará proyectándose en busca de los 700 jonrones.

Pensando en Aaron y Bonds frente a Babe Ruth, ustedes estarán preguntando por cantidad de juegos y veces al bate. Ventaja clara para Rodríguez: Mantle estuvo en 2,401 juegos y tomó 8,102 turnos para descargar sus 536 jonrones, por 1,973 juegos y 7,604 turnos de Rodríguez.

Como empujador, Alex supera a Mantle claramente. Rodríguez está persiguiendo su décimo primera campaña consecutiva con 100 o más empujadas para totalizar 12, en tanto Mickey se conformó con cuatro de esos registros.

Cada uno de ellos tiene tres títulos como Más Valioso, pero Rodríguez, quien ha descargado más de 50 jonrones tres veces por dos de Mantle, se encuentra todavía construyendo cifras.

Mickey debutó en 1951 a los 19 años, Alex lo hizo en 1994 a los 18, participando sólo en 14 juegos por 96 del súper-yanqui.

¿En que terreno Mickey es claramente superior? Con su rendimiento en series mundiales. El líder jonronero de todos los tiempos con 18, hizo swings en 12 clásicos de octubre. Alex todavía no juega una Serie y su mejor recuerdo es aquella serie con Seattle, atacando el pitcheo de los Yanquis en 2000 con sus .409 puntos, y su ofensiva contra Minnesota y Boston en 2004. Pero la postemporada es una asignatura pendiente para Rodríguez.

Mickey Mantle es un icono de los Yanquis, puede que Alex, pese a su largo contrato recién firmado, nunca lo sea, pero sus cifras en permanente crecimiento deben llevarlo a elevaciones impresionantes, siempre que su salud no sea carcomida.

¡Ah, si Mickey no se ha lesionado tanto! ¡Si no ha bebido tanto! ¡Si no hubiera trasnochado tanto!, seguramente sus números estarían en la azotea del Empire State. Bueno, eso es lo que calculamos quienes crecimos levantándonos de las butacas escuchando por radio los estacazos de Mantle.