•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni

Muchas veces el pasaporte a la postemporada se pierde por una nariz, como en el Belmont, el Preaknes o el Derby de Kentucky. El año pasado, los Padres tenían en la colina a Jake Peavy en el juego de vencer o morir contra los Rockies de Colorado, con las ventanillas de los boletos listas para ser abiertas pensando enfrentarse a los Filis de Filadelfia.

Eso nunca ocurrió. Colorado continuó inspirado e imparable, y dejó el brazo de Peavy retorcido entre los escombros. Un juego fue la diferencia entre golpear las puertas del cielo y descender al pozo de las serpientes en el infierno.

La pelea por el banderín del Centro en la Liga Nacional puede ser tan dramática como la guerra del Peloponeso, y la diferencia de un juego podría volver a ser mortal. Eso explica la forma en que se han movido con prontitud los Cerveceros capturando al zurdo C.C. Sabathia, dueño de una escopeta zurda que puede abrirles las puertas de la postemporada, y los Cachorros respondiendo con el derecho Rich Harden.

Hey, pero aquí hay algo extraño. Los Indios, severamente golpeados, rebotando contra las cuerdas y con el peligro de perder a Sabathia, hacen el movimiento correcto, pero Oakland está segundo de Anaheim en el Oeste de la Liga Americana y con dos y medio juegos de ventaja sobre Texas antes de los juegos de anoche.

Entonces, ¿qué explicación tiene soltar a Rich Harden (5-1 y 2.34 con 92 ponches en 77 entradas, ¡guau!), agregando a Chad Gaudin (5-3 y 3.59 con 63 hits en contra en 63 y dos tercios), a cambio de cuatro peloteros, destacando el pitcher Sean Gallagher (3-4 y 4.45) y prospectos como Eric Patterson y Matt Murton?
¿Cómo es eso? ¿Estás trabajando para tu hundimiento? ¿Por qué tirar la toalla tan temprano fortaleciendo las esperanzas de Texas frente a la posibilidad de poder pelear el Wild Card? ¿Dónde se graduaron los Ejecutivos de Oakland?
Fue Oakland el equipo que decidió perder a Tim Hudson y Mark Mulder al mismo tiempo, y más adelante dejaron ir a Dan Haren y Nick Swischer. Qué interesante sería tener en estos momentos una rotación con Duchscherer (9-5 y 1.96), Haren, Hudson, Harden y Eveland (7-5 y 3.50), con Gaudin detrás, por cualquier cosa.

Pero, ¡qué importan esas consideraciones a los Cachorros de Chicago! Ellos tienen ahora a Carlos Zambrano (9-3 y 2.96) todavía un candidato al Cy Young, Ryan Dempster (9-3 y 3.24), Ted Lilly (9-5 y 4.47), Jason Marquis (6-5 y 4.78), se olvidan de Gallagher, que abrió diez veces, y abren espacio a Harden y Gaudin, con el salvador de 22 juegos Kerry Wood frotando sus manos.

Frente al reto de Milwaukee, los Cachorros, que han visto tantas plagas desde 1945, esperan que Harden garantice el boleto para la postemporada y puede ser factor para avanzar algo más.