•  |
  •  |
  • END

Servicios de la Opinión

Por siete entradas, Hiroki Kuroda tocó las puertas de la gloria del mejor béisbol del mundo y abrió una ventana para entrar a un lugar especial en las Grandes Ligas.

El lanzador derecho japonés dejó en un hit a los Bravos de Atlanta, y con una gran maestría monticular, condujo a los Dodgers a un triunfo por 3-0, con el cual su equipo sube a la punta Oeste de la Liga Nacional.

La victoria en el primer juego de la serie de tres contra los sureños permite a los angelinos compartir la cima con los Diamondbacks de Arizona, que no jugaron la noche del lunes.

Kuroda (5-6) retiró a los primeros 21 bateadores antes de que Mark Teixeira le echara su perder su joya al conectarle una línea por la esquina del jardín derecho.

Teixeira se apuntó el doblete histórico al lanzamiento número 70 de la magistral faena de Kuroda en la apertura del octavo inning.

A la postre, Teixeira fue el único corredor que permitió Kuroda en la que ha sido la mejor actuación de su carrera profesional.

Los Bravos llegaron el lunes a Los Ángeles no sin antes volar de costa a costa después de haber esperado una hora y 50 minutos antes de vencer el domingo 7x6 a los Astros de Houston debido a una demora causada por la lluvia.

Fue el partido más largo en la historia del estadio Turner Field de Atlanta.

“Mi principal preocupación era que él era el abridor en esa entrada, con una cuenta de 2-2 y yo no quería darle pasaporte porque no tenía una ventaja lo suficientemente grande”, dijo Kuroda por medio de un traductor. “Me estaba concentrando en no permitir carreras. No estaba realmente nervioso, pero sentí la presión de los aficionados porque esperaban algo grande”.

El receptor Russell Martin comentó por su parte que “se le debe de reconocer a Teixeira por batearlo bien. Tan pronto le pegó y escuché el sonido, me resigné. Ahí terminó el juego perfecto, pero en ese momento, uno todavía tiene que ganar el juego. Fue una actuación increíble”.

Kuroda trataba de convertirse en el primer lanzador de los Dodgers en tirar un no hitter desde que su compatriota Hideo Nomo dejara sin hit ni carrera en el propio Coors Field de Colorado a los Rockies un 17 de septiembre de 1996.

Kuroda, un derecho de 33 años, fue firmado por los Dodgers como agente libre en diciembre del año pasado luego de 11 temporadas lanzando para los el equipo Hiroshima de la Liga Central de Japón.

Kuroda ponchó a seis e hizo 91 lanzamientos.

La derrota fue para el derecho mexicano Jorge Campillo (3-4), abridor de Atlanta, que también mantuvo a raya a los Dodgers con un solo hit hasta el quinto inning.

Fue en esa entrada en la cual los angelinos fincaron su victoria al anotar tres carreras.

James Loney abrió el inning recibiendo boleto y Nomar Garciaparra sacudió a Capillo con su segundo jonrón de la temporada en cuenta de 1-2.

La bola fue a caer al bullpen de los Dodgers, al lado izquierdo.