• |
  • |
  • END

A poco más de un año de haber sido ubicado en la “Restricted List” (lista de restringidos), Gonzalo López volvió a meterse en serios problemas con los Bravos de Atlanta que lo suspendió y aunque no es oficial se cree que esta vez podría ser de forma definitiva
La razón de esta suspensión fue por una discusión que tuvo el lanzador con su manager en los Pelícanos de Play Myrtle en Clase A fuerte, Rocket Wheeler, hace una semana por una mala actitud del jugador en normas que estipula el equipo dentro y fuera del terreno.

“Parece que a nuestros peloteros les gusta pasar necesidades. No se ponen a pensar en su familia y botan un futuro que les podría dar millones si se propusieran ser mejores”, comentó Marvin Throneberry, scout de los Bravos para Nicaragua y parte de Centroamérica.

“La impresión que queda es que Gonzalo no quiere seguir en el béisbol organizado y está buscando cualquier pretexto para que Atlanta lo bote”, agregó Throneberry.

“Después vienen diciendo que en Estados Unidos hay racismo, que los tratan mal pero cómo van a subir este tipo de peloteros que tienen tan mala actitud”, enfatizó el scout.

Gonzalo había recibido este año una extensión por un año más de contrato luego que se le venciera en el 2007 y sólo porque querían darle un chance le alargaron el plazo.

Antes, López fue incluido en la lista de restringidos, porque no se presentó al spring training de las menores porque no se sentía en condiciones. Ahora el prospecto mejor pagado de la historia, firmado por 725 mil dólares, está por convertirse en la decepción más grande.


Sevilla quería regresar
También se informa que Aristides Sevilla estuvo a punto de regresar a Nicaragua y abandonar al club Tormenta del Lago Elsinore de Clase A de los Padres de San Diego, por problemas familiares que según el pitcher leonés era necesario atenderlos.

Sin embargo lo convencieron para que no lo hiciera y se mantiene con el equipo. Este jueves lanzó una entrada sin carreras, un hit y un ponche para mantener una efectividad perfecta de 0.00 en ocho juegos con 8.1 entradas desde que llegó al Tormenta del Lago Elsinore.