• |
  • |
  • END

Sólo la presencia de Diego Sandino en la loma le ha dado al Granada muchos argumentos para obtener triunfos ante cualquier rival en el Campeonato de Béisbol de Primera División.

Pero por esas corazonadas del manager del Bóer, Julio Sánchez, sorprendió con la decisión de abrir ayer con su cerrador Víctor Duarte, quien venció al Granada 4x1 superando a Sandino, en un duelo que terminó en un bochornoso espectáculo y que expulsó a cinco jugadores.

Duarte caminó ocho innings permitiendo cuatro hits y una carrera por jonrón de Norman Cardoze cuando el juego estaba 3x0, por anotación de Mario Holmann en el primer episodio por una rola para doble play de Edgard López.

Sandino pasó apuros en el tercero y cuarto episodio, y después de lanzar perfecto el quinto y sexto innings, fue descifrado en el séptimo con cuadrangular productor de dos carreras del noveno bate, Ramón Flores.

Cardoze dio su trancazo en el cierre de esa entrada, pero el Bóer reaccionó con una en el octavo, anotada por Roberto Delgado quien en la misma jugada de robo, llegó a tercera por mal tiro del catcher y avanzó a home por error del central en su afán de sacarlo en la antesala.

Con la pizarra 4x1, llegó el fatídico noveno innings en el que Julio Vallejos, tras recibir un golpe del relevista José Luis Sáenz, se fue encima, y aunque no se produjo ningún contacto porque el catcher Janior Montes lo evitó, la trifulca se armó contra un carga bate del Bóer.

Sandor Guido, Vallejos por el Bóer, igual que Montes y Saénz por Granada, fueron expulsados después que se desatara una trifulca de enormes proporciones que dejó vacíos los dogouts y que sólo la intervención de la Policía Nacional pudo frenar la furia de los jugadores.

Los capitalinos se complicaron en el cierre del noveno, donde intervinieron tres lanzadores. Romualdo Caballero, aunque terminó de llenar las bases, sacó los últimos dos outs por la vía del ponche para acreditarse juego salvado.

Ganó Duarte (2-2) retirando perfecto cinco de los ocho innings que lanzó, propinó cinco ponches y sólo en una ocasión le conectaron dos hits en una bateada.

Perdió Sandino (8-3) tirando 6.1 entradas para seis hits admitidos y tres carreras. El Bóer se quedó sólo en el segundo lugar, a tres juegos de distancia del primer lugar, ocupado por el Matagalpa.

En Chichigalpa, el Chinandega le arrebató un partido al Matagalpa, gracias a un rally de cuatro carreras en el sexto innings para vencerlos 5x2.

En ese episodio fue clave un doble remolcador de dos anotaciones de Esteban Ramírez, quien se mantuvo como líder de bateo con .418 (bateó de 4-1), y además confirmó su liderato en empujadas con 48. En tanto, Justo Rivas, quien bateó de 5-2, dejó en .408 su promedio.

Las dos carreras de los Indígenas fueron por sencillo de Elmer Reyes contra el abridor Luis Luna, quien salió sin decisión. Ganó el partido Wilber Mejía (1-0) y perdió Carlos Pérez Estrella (8-4). Reynaldo Centeno salvó el juego por los occidentales.