• |
  • |
  • END

Han pasado casi seis años desde que Juan “El Exterminador” Palacios peleó por primera vez por título con el mexicano José “Jaguar” Aguirre, y aunque mereció mejor suerte al estremecer a su rival en los últimos rounds, perdió por decisión dividida, un resultado difícil de imaginar en México con un peleador local de por medio.

Para aquel entonces era un joven que estaba por cumplir 22 años y la falta de experiencia y madurez, surtió un efecto innegable como para que no lo afectara en la pelea.

“Miraba al ‘Jaguar’ como un monstruo, por su fragilidad mental. Palacios se sentía inferior aunque tenía dos manos y el talento para ganar, muy distinto a lo que ocurre ahora”, recuerda Mario García, apoderado de Palacios, a sólo 24 horas de que éste viaje a Puerto Rico para pelear el título del CMB de las 105 libras, el dos de agosto, con Omar “El Pastor” Soto.

Las cosas han dado un giro de 180 grados. El retador número uno a la corona ya no es aquel jovencito, inquieto e inmaduro que buscaba el cinturón sin dejar de temer al rival.

Ahora, con 27 años, 12 victorias consecutivas desde su pelea con Aguirre y una fortaleza mental que lo hace mover montañas, está listo para enfrentar con mejor actitud este chance.

“Voy a proponer una guerra en el ring desde que suene la campana. No tendrá descanso porque sé que tengo para ganarle. Estoy fuerte, trabajé duro y estoy en mi mejor momento para ganar. No como cuando pelee con el ‘Jaguar’, que quizá no me hubiera servido de mucho haber ganado porque no tenía la madurez que tengo ahora”, explica Palacios.

Guardando las distancias, explica García, “le pasará lo mismo que a Miguel Cotto con Antonio Margarito, no sabrá cómo resolver a Palacios con la preparación y el tren de pelea que hará. Porque estamos claros de que sólo con un nocaut podemos evitarnos problemas”.

Palacios partirá mañana a Ponce, pesando al menos 106 libras, una menos de las que marcó ayer después de su entrenamiento en el gimnasio “Roberto Huembes”, donde alternó su preparación con el gimnasio “Alexis Argüello”, para hacer más sparrings para su pelea con Soto.

En su preparación de tres meses para este combate, Palacios hizo más de 120 rounds de sparrings con boxeadores como Félix Alvarado, Miguelito Téllez y Reynaldo Cajina, siempre bajo la supervisión de su entrenador Ray Mendoza.

“Debemos evitar lo más que podamos que la pelea se vaya a las tarjetas. Pero en el caso de que así ocurriera, tenemos que ganar de manera tal que ni los jueces duden que el fallo debe ser por amplio margen a nuestro favor”, agregó García.