•  |
  •  |

Como en el corrido mexicano, Yovani Gallardo, el abridor de Milwaukee, no tuvo tiempo de montar en su caballo, porque los de San Luis, pistolas en mano, lo asaltaron en la madrugada del partido con un operativo de cuatro carreras. No necesitaron más los Cardenales para imponerse 4-3 y adelantarse 2-1 en la serie por el título de la Liga Nacional, que continúa hoy con Randy Wolff y Kyle Lohse cruzando disparos.

¡Qué primer inning! Hit de Furcal, doble remolcador de Jon Jay y otro cohete de dos bases disparado por Pujols, estableciendo un 2-0, aturdieron a Gallardo. Pasaportes a Holliday y Berkman llenaron las bases para que un roletazo de Yadier Molina que facilitó un doble play, aumentara la diferencia 3-0, y doble de David Freese, agregara otra carrera. Gallardo miraba la pizarra y no lo creía.

Pese a Chris Carpenter en la acera de enfrente, Milwaukee atacó con dos carreras en el segundo, consecuencia de hit impulsador de Betancourt y flay de sacrificio de Gallardo, y en el tercero con jonrón de Mark Kotsay, se aproximó peligrosamente 4-3.

¿Quién iba a pensar que tal marcador sería congelado por el funcionamiento eficaz de ambos bullpen? Incluso, las situaciones complicadas escasearon y Jason Motte aprovechó para su tercer salvamento en la postemporada, mientras Hawkins, Saito y Narveson, sujetaban en un hit a San Luis por tres entradas, inútilmente.