•  |
  •  |

Seguir con vida no tiene precio. Así permanezcan en el hoyo, sintiendo un escalofrío recorriendo sus espaldas, los Tigres -que venciendo ayer a los Rangers por 7-5, escaparon a la muerte sin el mejor Verlander y con los pilares de su bullpen, Benoit y Valverde, en el closet por exceso de trabajo-, van a tener otra posibilidad.

Ilusión de moribundo podríamos decir, pero es un espacio abierto, hecho posible por esa arremetida de cuatro carreras en el cierre del sexto, quebrando un inseguro empate 2-2, que habían sido sostenido con pinzas los abridores Verlander y C. J. Wilson.

¿El momento clave del juego? Sin subestimar los dos jonrones de Delmon Young y el conectado por Alex Ávila, continúo viendo la repetición del batazo de Miguel Cabrera en ese sexto inning, con Raburn circulando, que Beltré tenía controlado con opción para buscar un doble play, y que rebotó en el cojín de tercera convirtiéndose en doble, impulsando a Raburn desde primera. Triple de Víctor Martínez y el segundo jonrón de Young, aumentaron la ventaja 6-2, revitalizando a Verlander. Un posible scone fue convertido en zona de desastre. ¡Diablos, esos misterios del béisbol!

Texas no se entregó, aún golpeado por el jonrón de Raburn en el séptimo, que agrandó la ventaja de los Tigres 7-2. Hit de Napolí y jonrón del humeante dominicano Nelson Cruz, estrecharon la pizarra 7-4, explotando a Verlander, un seguro ganador del Cy Young, después de 133 lanzamientos sin poder ejercer el dominio esperado.

Con dos outs y bases limpias en el noveno, el suspenso parecía haber sido embotellado por el zurdo Phil Coke, pero doble de Hamilton, hit productor de Michael Young  recortando la distancia 7-5, y base a Beltré con Napolí frente al plato en busca del estacazo matador, enmudecieron las tribunas de Comerica Park, erizaron las pieles y tensaron los sistemas nerviosos. Finalmente, el manso roletazo a segunda, aseguró que los de Detroit siguen con vida, pero sintiendo la soga en sus cuellos mientras se trasladan a Arlington.

Por ahora, el funeral ha sido pospuesto, porque el muerto se ha movido.
dplay@ibw.com.ni