•  |
  •  |

Había que evitar quedar atrás 1-3. Era urgente, y los Cerveceros lo consiguieron derrotando a los Cardenales 4-2, saliendo a tiempo de las tinieblas después de haber sido golpeados por dos jonrones contra Rady Wolff, proyectándose con firmeza hacia la restauración de sus posibilidades.

En breve, uno de estos dos equipos quedará reducido a la nada. Por ahora, se encuentran empatados 2-2 en una serie abierta a múltiples especulaciones, con Zack Greinke (1-0 y 8.18) enfrentando al mexicano Jaime García (0-2 y 7.36), en el quinto duelo esta noche en San Luis.

Los Cardenales se imponían 2-0 en los primeros tres innings con los truenos solitarios de Matt Holliday y Allen Craig, pero los Cerveceros borraron esa desventaja en el cuarto con dobles salteados de Prince Fielder y Jerry Hairston Jr, y sencillo productor de Yunieski Betancourt. Era lo que necesitaba el zurdo Randy Wolf, con balance de 3-2 contra San Luis en la temporada, para hacer crecer su pitcheo.

En el quinto, Nyer Morgan abrió con doble, y aunque dominó a Kotsay con roletazo al cuadro, el abridor de los Cardenales Kyle Lohse, fue reemplazado por Mitchell Boggs para enfrentar a Ryan Braun, que es capaz de batearle a la reencarnación de Christy Mathewson. El artillero, experto en funcionar bajo presión, conectó el hit impulsador de Morgan y Milwaukee se adelantó 3-2.

¿Qué partido está seguro con una carrera de ventaja y tanto camino que recorrer? Incluso, dos carreras es muy poco, pero obviamente tienen más tamaño, y los Cerveceros con hit de Weeks, doble de Hairston, y un error de Thierot, se estiraron 4-2 en el inicio del sexto.

Entre el cuarto y el séptimo inning, mientras los Cerveceros volteaban la pizarra, Wolf  solo permitió a dos corredores en las bases, Pujols y Holliday, y para las dos últimas entradas, Francisco Rodríguez y el as del remate John Axford, co-líder de la Liga con 46 salvamentos, sujetaron los bates de San Luis asegurando la victoria galvanizante.

La última vez que Cardenales y Cerveceros se fajaron, fue en la Serie Mundial de 1982 ganada por el equipo de San Luis en siete juegos con Joaquín Andújar superando a Pete Vuckovich. Los de Milwaukee fueron campeones de la Liga Americana ese año, y los Cardenales contaban con el nicaragüense David Green, quien apareció en los siete box scores y bateó de 10-2, limitado a 200 puntos. Fue su único Clásico.

dplay@ibw.com.ni