•  |
  •  |

Todavía curando la herida por la pérdida del invicto ante el equipo holandés, Cuba se desbordó con el madero para derrotar 8-2 a Canadá y obtuvo su clasificación a la gran final de la XXXIX Copa Mundial de Béisbol, que será contra Holanda.

Los cubanos descargaron 15 hits, seis de ellos extrabases, para doblegar al pitcheo canadiense, en especial el derecho Shawn Hill, que soportó tres carreras en el primer inning. Triple de Rusney Castillo, hit impulsor de Alexei Bell, doblete remolcador de Frederich Cepeda y otro de Yulieski Gourriel, aportó la tercera.

En la tercera, doble de Alfredo Despaigne y hit de José Dariel Abreu produjeron dos más, y terminaron rematando con una en el cuarto, otra en la quinta y una más en la séptima entrada. Canadá hizo sus carreras en el quinto inning.
Ganó el derecho Yadier Pedroso, quien debutó como abridor. Permitió las dos anotaciones. El partido se detuvo en el quinto capítulo debido a la lluvia que azotó el Rod Carew, y detuvo el choque por casi 45 minutos.

De esta manera, Cuba clasificó a la gran final de la Copa del Mundo, en la que enfrentará a Holanda, único conjunto que logró vencer a los de la mayor de las Antillas en el torneo. Anoche, Cuba concluía la segunda ronda enfrentando a Panamá.

En otros partidos de ayer, Australia venció 5-4 a Panamá en entradas extras. Estados Unidos, después de vencer 3-1 a Corea, le sacó del bolsillo el partido a Venezuela 7-4, anotando seis carreras en el séptimo inning.

Será la primera vez que Holanda dispute una Copa Mundial de Béisbol, mientras Cuba tratará de reconquistar el banderín, después de perder los dos últimos mundiales frente a Estados Unidos.

Arshwin Asjes dispersó siete imparables en siete entradas completas y Curt Smith bateó un cuadrangular de dos anotaciones, llevando al equipo de Holanda a un triunfo 12x2 sobre Venezuela, clasificando para disputar hoy el título del Mundial de Béisbol.

Asjes en sus siete entradas trabajadas, aceptó las dos anotaciones y ponchó a cinco, mientras que el también abridor venezolano Jorge Guzmán cargó con la derrota.

El batazo de cuatro esquinas de Smith en el tercer episodio con dos hombres en circulación, fue suficiente para que Holanda asegurara el partido y el primer lugar del torneo con récord de 6-1.