•  |
  •  |

dplay@ibw.com.ni

 

Victorias rotundas del Madrid y el Barsa por 4-1 y 3-0 sobre el Betis y el Racing, con el fuego inconfundible de Gonzalo Higuaín y el brillo cegador de Lionel Messi, al reactivarse el fútbol español mientras se aproxima otra jornada de la Champions.

Higuaín, el artillero argentino que no fue visto en la derrota por 1-0 frente a Venezuela hace unos días en la eliminatoria suramericana, volvió a marcar tres goles, y casi consigue un cuarto, en tanto Messi, el genial jugador que también naufragó en Puerto la Cruz, logró dos mostrando su conocida brillantez. La fiera y el genio, robándose el show en diferentes escenarios.

Sigue llamando la atención en el Madrid, el restaurado Kaká, quien además de moverse bien y entenderse con Ozil, recibiendo de Cristiano Ronaldo desde la izquierda, con un soberbio taponazo de derecha que entró junto al poste izquierdo del arquero Casto, sacudió las redes del Betis en el minuto 59, estableciendo un 2-0 transitorio, antes que Higuaín, autor del primer gol, con uno de sus escapes y un cuchareado magistral entrando al área, agregara dos a los 70 y 73 minutos, para cerrar la pizarra 4-1. Jorge Molina en el 69, inutilizó a Casillas con un remate de derecha, para el único dardo del Betis, estrechando 2-1 el marcador  y complicando momentáneamente el futuro del juego

Esforzándose al máximo y sobreviviendo a serias amenazas, el Betis logró mantener al Madrid en cero durante el primer tiempo, pero apenas al iniciarse el segundo, Cristiano se fue por la izquierda en busca de una entrega de Marcelo por arriba, y se proyectó con la rapidez y contundencia de siempre, mientras Casto salía intentando un cierre. Ronaldo decidió en el último instante no apretar el gatillo, haciéndole una extensión a Higuaín, libre de marca ingresando por el centro, y rematando con derecha para el 1-0.

Cristiano no marcó, pero sus dos asistencias para los primeros goles, así como su accionar, fueron fundamentales para la desarticulación del Betis.

El Barsa en tanto, con Piqué saliendo muy temprano por un problema muscular, aguantó a un Racing atrevido y peligroso en los primeros minutos, hasta que en 15, una rápida triangulación Messi-Iniesta-Messi, fue culminada con una maniobra abre-bocas y agranda-ojos del argentino, quitándose a un defensa en la frontera del área pequeña por la derecha, y sacando de foco al portero Toño Francis con un cambio de pierna y remate de derecha, abriendo la pizarra.

Un gol de Xavi con certero cabezazo sobre centro de Pedro, y otro de Messi nuevamente combinando con Iniesta, y tomando con su derecha un largo rebote en el poste, fijaron la diferencia 3-0, manteniendo al Barsa en la cima con un punto de ventaja sobre el Madrid.