•   Madrid / EFE  |
  •  |
  •  |

El Real Madrid aceleró hacia los octavos de final con su tercera victoria consecutiva en la Liga de Campeones, el Villarreal se quedó al borde de la eliminación con un gol en el último minuto del argentino Sergio 'Kun' Agüero para el Manchester City y Wayne Rooney reanimó al United en Rumanía.

El equipo blanco, junto al Olympique de Marsella, que juega hoy, es el único que suma sus tres partidos por victorias, una vez que el Bayern Múnich no pasó del empate en su visita a Nápoles (1-1), en una jornada, la tercera, en la que el Inter de Milán ganó 0-1 en el feudo del Lille y se adueñó del liderato del grupo B.

En el D, el Real Madrid dio un paso más hacia octavos de final con otro triunfo incontestable sobre el Olympique de Lyon (4-0) en el Santiago Bernabéu. El equipo blanco está intratable esta temporada en su estadio, donde ha ganado sus cinco partidos oficiales, con 21 goles a favor y sólo cinco en contra.

El francés Karim BenzemÁ, la elección hoy, en lugar del argentino Gonzalo Higuaín, abrió el marcador. Los alemanes Sami Khedira y Mesut Ozil y Sergio Ramos ampliaron la renta hasta el definitivo 4-0.

El Real Madrid, que aún no ha recibido ningún gol en esta edición

de la Liga de Campeones, sigue inalterable en la primera posición de un grupo, el D, en el que aventaja en cinco puntos a Olympique de Lyon y Ajax. Entre ambos sigue muy abierta la lucha por la segunda plaza, tras la victoria holandesa ante el Dínamo en Zagreb (0-2).

Al Villarreal lo hundió aún más en el fondo de la tabla un gol de Kun Agüero en el minuto 93 de su visita al estadio Ciudad de Manchester. El delantero argentino deshizo el 1-1 con el que llegó el encuentro al tramo final, dio el triunfo al City (2-1) y agravó la crisis europea del equipo español.

El Manchester United conquistó su primera victoria del curso en la Liga de Campeones, frente al Otelul Galati, con dos goles de penalti de Wayne Rooney (m. 64 y 92). El equipo inglés también dejó su portería a cero, defendida por el danés Anders Lindegaard. David de Gea fue suplente.