•  |
  •  |

Olfatea a su rival. Busca la sangre y destruye. Reconocido en Nicaragua por su feroz pegada y su aguante, Santos ‘El Toro’ Benavides está próximo a golpear la puerta que podría abrirle un horizonte con el que ha soñado, cuando dispute el título mundial interino 130 libras AMB contra Bryan ‘Tiquito’ Vásquez en Costa Rica, el 3 de noviembre.

Se trata de un objetivo con colores dorados que se tejió desde que se puso los primeros guantes rotos y sudados, desde que su pasión empezó a controlarlo, desde la vez que lo declaraban ganador en una pelea, se trata de una promesa hecha a su madre, Patricia Isabel Mendoza Miranda, fallecida el año pasado.

“Es la oportunidad que tanto he estado esperando y no pienso desaprovecharla. Esa noche saldré a tirar golpes para conquistar mi sueño y cumplirle a mi madrecita linda”, dijo Benavides.

El pinolero, originario de Juigalpa, Chontales, una ciudad  ubicada en la zona central de Nicaragua, llegará a su combate con  23 victorias, 17 terminadas por nocaut y 2 derrotas, que fueron ante su compatriota René ‘El Chirizo’ González y el excampeón mundial puertorriqueño Román ‘Rocky’ Martínez.

Por su parte, Vásquez marcha invicto con 27 éxitos y 14 por la vía del cloroformo, pero definitivamente no ha enfrentado a rivales de la envergadura y poderío que ha tenido Santos.

“Lo dije y lo mantengo, voy a noquear al tico para ser campeón mundial. Este muchacho va a saber qué es medirse a un peleador de verdad, le meteré mis manos con tanta rudeza que deseará abandonar la pelea”, aseguro Benavides, quien ha tenido una de sus mejores preparaciones.