•  |
  •  |

El favoritismo de los temibles Rangers fue agujereado anoche por un taponeo firme, sin parpadeos, que le permitió a los Cardenales aferrarse a una carrera de ventaja conseguida en el sexto episodio, para imponerse 3-2 en el primer duelo de esta Serie Mundial. Una vez más, Tony LaRussa supo mover sus fichas sobre el tablero de los riesgos y las posibilidades con la maestría que se apoya en la experiencia y el conocimiento que se embotellan poco a poco mientras se hace historia.

Partido tenso, interesante, de presión constante, revestido de brillantes jugadas defensivas, entre las que sobresalieron ese aterrizaje de Carpenter en primera tomando el tiro de Pujols casi sobre el cojín, para sacar al veloz Andrus en el primer inning, y la atrapada de Pujols contra la raya, ahogando un batazo de Young en el sexto, logrando un gran out con la asistencia a tiempo de Carpenter. Agreguen una jugada elástica y de estupendos reflejos realizada por Kinsler en segunda sin poder convertirla en out, y la “casi” atrapada de Nelson Cruz en el sexto intentando decapitar el batazo del emergente Allen Craig, que empujó a Freese. La pelota fue detenida por el pie izquierdo de la pierna estirada por Cruz, evitando mayor daño.

Los Cardenales no necesitaron “algo más”. Esa tercera carrera estableció la diferencia sostenida por cinco relevistas que, en tres entradas, sólo cedieron un hit y una base por parte de Fernando Salas, mientras Rzepczynski, Dotel, Rhodes y Motte no permitieron a ningún ranger circulando.

San Luis pegó primero, con una rápida y precisa combinación en el cuarto inning. Golpe a Pujols, doble de Holliday y hit impulsador de dos conectado por Berkman, cayendo detrás de primera, junto a la raya, y abriéndose.  Se pensó que Chris Carpenter se sentiría fortalecido por esa ventaja de 2-0, pero los de Texas hicieron rechinar sus dientes en el quinto y mordieron con hit de Beltré y un impresionante jonrón de Mike Napoli, que pareció ser producto de un swing de Mickey Mantle. Ahora la pizarra estaba equilibrada 2-2 y el suspenso abierto a cualquier tipo de especulaciones.

No perdieron tiempo los Cardenales. Después de amenazas malogradas en innings consecutivos, una de ellas con Holliday bateando para doble play en el quinto, con el batazo de Craig impulsando a Freese, asestaron la estocada que decidió la batalla en el sexto.

Hoy, Colby Lewis, de Texas, cruzará disparos con el mexicano Jaime García.

dplay@ibw.com.ni