•  |
  •  |

Babe Ruth fue un legítimo Mr. Octubre, el primero de todos y el más respetado. Conectó 15 jonrones en siete Series Mundiales con los Yanquis entre 1921 y 1932. Participó en tres con Boston, pero como lanzador, y fue grandioso también desde la colina. En esos Clásicos, el fiero “Bambino” registró un porcentaje de .625 puntos, un juego de tres jonrones y una actuación global de cuatro en 1926, provocando siempre pánico.

He estado leyendo mucho sobre Nelson Cruz en estos días. Después de verlo disparar 6 jonrones contra el pitcheo de los Tigres y empujar 13 carreras, cifras sin precedentes en postemporada, el periodismo excitado, lo está identificando como el nuevo Mr. Octubre. Cierto, Cruz es el artillero del momento y lo recomendable es no lanzarle nada que parezca strike. Podría ser mortal.

Bernie Williams tiene una gran historia en postemporada, y Mickey Mantle fue un bateador de 18 vuelacercas en Clásicos, pero no son comparables con Ruth. Incluso Reggie Jackson, quien descargó cinco jonrones en la Serie de 1977 incluyendo tres en un juego, y fue un auténtico “matador”, queda atrás en las valoraciones.

Cuando Babe Ruth repartía palo frenéticamente en aquellos tiempos, no se habían inventado los Play Offs. Apenas se estaba descubriendo la insulina para la diabetes; el Jazz llegaba a Paris y Berlín; Einstein ganaba el Premio Nóbel; y Lindbergh se atrevía a cruzar el Océano Atlántico en avión. Imposible contactarse en aquel tiempo con baberuth@matapitcheres.com, porque el internet escapaba a la imaginación del planeta.

Como bateador, Ruth participó en 36 juegos de Serie Mundial con 15 jonrones, en tanto Bernie estuvo en 25 series a lo largo de 12 postemporadas disparando 22 cuadrangulares en 121 juegos. Uno se pregunta: ¿Cuántas veces Ruth hubiera tumbado verjas en tan largo trayecto?.. ¡Uh!¡uh!¡uh!.
Sorpréndanse, el fiero McGwire sólo conectó un cuadrangular en 13 juegos de Serie Mundial con Oakland. Mickey necesitó 65 juegos en doce Clásicos para sus 18 cañonazos. Sin embargo, en sus primeras cuatro Series, Mantle sólo llevaba 5 jonrones.

Así que por ahora el hombre en pantalla como fuerte retador es este explosivo Nelson Cruz, quien en la Serie Mundial de 2010 sólo disparó un cuadrangular en cinco juegos. Su antecedente inmediato en este 2011, con esos 6 jonrones y 13 impulsadas en sólo seis juegos, constituyen una seria advertencia. Tumbar a Ruth en Clásicos, es una misión para titanes, tan difícil como mover montañas a empujones, pero Cruz, sin volarse la cerca en el primer juego, es una amenaza.