•  |
  •  |

El técnico Martín Mena asumió las riendas del equipo Caciques del Diriangén, tras la renuncia que hiciera su antecesor, Glen Blanco a la Directiva del conjunto caraceño en el torneo de Apertura del Nacional de Fútbol de Primera División.

En las últimas cuatro fechas, el equipo diriambino sólo ha obtenido un punto y ha perdido tres partidos, lo que lo desplazó hasta el cuarto lugar en la fase clasificatoria, con 18 puntos, presionado fuertemente por el Chinandega FC (17).

Por el decrecimiento en los resultados, los directivos presionaban al técnico, que no lograba la “química” con sus pupilos, y con el  revés del domingo 3-2 ante el Real Madriz, último en la tabla de posiciones, la exigencia fue mayor, no sólo por los directivos sino por los aficionados diriambinos que le achacan toda la responsabilidad, por lo que Glen Blanco se vio obligado a renunciar.

La directiva diriambina aceptó la renuncia y contrató a Martín Mena, que dirigía al Xilotepelt en Segunda División, y debuta mañana ante el Real Estelí.