•   ARLINGTON, Texas  |
  •  |
  •  |

El rating televisivo en Estados Unidos de la Serie Mundial descendió el fin de semana a uno de los menores que ha tenido, pero el comisionado de las mayores, Bud Selig, espera que la situación mejore ante la posibilidad de que haya por primera vez un séptimo partido desde 2002.

La paliza de 16-7 que los Cardenales de San Luis le asestaron a los Vigilantes de Texas en el tercer encuentro tuvo el segundo menor rating de la Serie Mundial en su historia, pero la cifra aumentó en el cuarto partido que estuvo más reñido.

Selig espera ya negociar un contrato nacional de televisión que sustituya a los acuerdos de siete años con las cadenas Fox y Turner Sports.

"Tendremos más competencia que nunca de personas que están dispuestas a pagar dinero. Eso me dice más que cualquier cosa", dijo Selig el lunes antes del quinto partido.

El partido del sábado a través de Fox tuvo un rating preliminar de 6,6 a escala nacional, y un share de 12. El único encuentro de la Serie Mundial con un menor rating en Estados Unidos fue el tercero, demorado por lluvia, de la serie del 2008 entre Filadelfia y Tampa Bay, que tuvo un 6,1 de proporción.

El rating representa el porcentaje de todas las casas con televisores sintonizados en un programa. El share constituye el porcentaje de todas las casas con televisores prendidos en un momento determinado.

La Serie Mundial estaba empatada luego de cuatro partidos por primera vez desde el 2003. No ha habido una Serie Mundial de siete encuentros desde que los Angelinos de Los Angeles vencieron a Gigantes de San Francisco en el 2002.

"Veamos cuanto ésta termine", dijo Selig. "Si ésta llega a seis o siete, tendremos un partido muy diferente".