•  |
  •  |

Después de la salida del técnico Glen Blanco y la contratación de Martín Mena, los Caciques pretenden superar el mal momento que han arrastrado en las últimas cuatro fechas (tres derrotas y un empate), un asunto que no parece ocurra como milagro de un día para otro y menos contra el rival que tendrán enfrente hoy en Diriamba, Real Estelí, líder del Apertura.

La presión no sólo será enfrentar en el Clásico Nacional a un Estelí que pasa, sin deslumbrar, por su mejor rendimiento, mientras los diriambinos están con la soga al cuello con la urgencia a muerte por un triunfo y con toda su afición encima de cada paso que dan. Para Estelí podría ser un partido de trámite porque ya está clasificado a la Cuadrangular, pero es difícil imaginar que los norteños no quieran aprovechar que podrían tener en sus manos la posibilidad de dejar en jaque a los diriambinos.

Diriangén, con 18 puntos, ubicado en el cuarto lugar, también depende de cómo salgan Managua (19) contra Ferreti (20) hoy en el Estadio Olímpico del IND, y Chinandega (17 unidades) que recibe al Deportivo Ocotal en el estadio “Efraín Tijerino”, porque al igual que los Caciques, los tres primeros están peleando los tres cupos disponibles para avanzar a semifinales.

Los Leones vienen de sufrir un revés ante Estelí (1-2), en un juego bastante trabado, y Ferreti parece que levantó su ritmo de juego tras derrotar 4-1 al Ocotal en la fecha anterior. Cualquiera que gane, quedará mejor parado en sus pretensiones por clasificar, aunque con dos fechas pendientes después de esta, y la combinación de encuentros que se dará, nadie se puede dar el lujo de parpadear.