•  |
  •  |

¡Qué emoción Dios mío!.. Fue una locura, una demostración de nervios, de coraje, de puro corazón, digna de un Clásico de Octubre, esas son las Grandes Ligas… Un swing de un jovencito dueño de una fortaleza natural llamado David Freese fue la estocada letal con la que los Cardenales dejaron en el terreno sin alma a Texas en la undécima entrada y marcador de 10x9.  

Ese trueno de 428 pies que surcó toda la superficie del pentágono hasta el jardín central le regresó las esperanzas a su equipo y toda la afición de San Luis, que en dos oportunidades estuvo al pie de la tumba, a la espera de la muerte. 

Fue un partido con un cierre de alarido, con Texas en gran parte del mismo teniendo control hasta que la guillotina lo decapitó en ese inolvidable onceavo episodio. Parece haber estado escrito, como un guión de película con final feliz, la última sonrisa fue de ellos, estaba reservada para los Cardenales.

Ciertamente fue una batalla, más allá de las imprecisiones y fallas defensivas y elementales de juego, el sexto partido de esta Serie Mundial pasará a la historia de un deporte tan bello e inesperado como el beisbol.

Texas llegó a estar en las entradas nueve y diez a un strike de ganar el Clásico de Octubre, un hecho que aún no han podido alcanzar en su historia, pero tanto David Freese como Lance Berkman se encargaron de posponer su festejo para otro día, o quizá para otro año.

En el noveno con dos out, ventaja de 7x5 y su rematador estrella, Neftali Feliz en la colina, no pudo apagar ese fuego porque triple con dos a bordo de Freese emparejó las acciones y obligó el extrainning.

Sin embargo, Josh Hamilton sacudió al relevista Jason Motte con Elvis Andrus en circulación y volvía a poner adelante a Texas, esta vez 9x7. Y una vez más, Ron Washington y sus muchachos se pusieron a un strike del título, pero San Luis peleó y un imparable de Lance Berkam al central igualó las acciones a nueve.

Con ese panorama el manager de los Cardenales, Tony LaRussa envió al box a Jake Westbrook, quien retiró el episodio 11 sin problemas, para que en el cierre Freese, el héroe del juego, descargara jonrón por el bosque central ante Mark Lowe. ¡Quién dijo miedo! ¿Y ahora quién tiembla?.. La lucha sigue hoy a las 6 de la tarde.