• |
  • |

El pelotero de los Padres, Everth Cabrera, aún no recibe la última señal de esa organización para jugar en la Liga Mexicana del Pacifico con los Yaquis. “Creo que no me van a dejar jugar, porque ya me habrían comunicado algo, pero ojalá que esté equivocado. Necesito meterme en ritmo pronto y llegar en forma al spring training”, dijo Cabrera desde San Diego, donde ha intensificado sus entrenamientos pues se siente estupendo del hombro que se le dislocó hace unas semanas.

“Estoy muy bien del hombro, ya no siento dolor, sigo entrenando mientras espero el sí, porque el año pasado así fue y a última hora me dejaron jugar con los Yaquis”, concluyó.

El nica fue campeón en la temporada pasada con los Yaquis en México y después se llevaron el título en la Serie del Caribe, donde destacó por su guante, velocidad de piernas e insistencia con el madero. “Me acoplé muy bien con los Yaquis, más allá de lo deportivo, la convivencia con mis compañeros. Hicimos un gran trabajo en México y la Serie del Caribe y mucho tuvo que ver la unión como equipo. Sé que si llegó a los Yaquis eso me va ayudar mucho más a retomar mi ritmo de juego”, concluyó.