•  |
  •  |

Dios, el Padre que posee potestad sobre la madre naturaleza, enfrió ayer los maderos y obligó que las carabinas de los lanzadores entraran en reposo, en la cancelación del despegue de la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional, que tenía pactados partidos en Masaya y Chinandega.

El Bóer estaba listo para trenzarse en un inicio de serie con etiqueta de explosiva con el Oriental, en el Roberto Clemente, pero los fuegos pirotécnicos se prenderán hasta hoy a las 2 de la tarde en el Roque Tadeo de Granada.

Según los timoles de ambos equipos a la colina subirán Diego Sandino por la Tribu y Melvin Cuevas por los sultanecos. En esta serie existen duelos interesantes, como es ver quién logra impactar más como lead off, el dominicano José Campuzano (Bóer) o el venezolano Kevin Soto (Oriental). Ambos protagonizaron una auténtica disputa por el liderato de robos en la Liga Norte México, que al final la ganó el jugador sudamericano 41 a 40.

Por su parte en el Efraín Tijerino, de Chinandega, los Tigres y Leones guardaron sus dentaduras para utilizarlas posiblemente hoy a partir de las 4 de la tarde, teniendo como escenario el estadio ‘Héroes y Mártires de Septiembre’.

Aquí aparecerán en el montículo José David Rugama por los Tigres de Chinandega y el norteamericano Erick Blackwell por los leoneses. “Estamos listos para empezar a tronar en la Profesional”, advirtió Omar Cisneros, mentor de los chinandeganos y campeón del béisbol de Primera División con Estelí.

Así que la fiesta del Beisbol Profesional está prevista para hoy, aunque está por verse si Dios lo permite.