•  |
  •  |

Diriangén transita en caminos llenos de espinas y sólo el paso perfecto le devolverá la vida. Hoy visita el feudo más difícil de enfrentar, el de Ocotal, donde el Deportivo sabe disfrutar de victorias ante los llamados grandes.

Deportivo Ocotal y su gran ánimo, con todo y que está en el fondo de la tabla, recibe a este Diriangén que está necesitado de un triunfo que lo impulse a las semifinales del torneo de Apertura 2011.

Los blanquinegros, que finalizaron sin anotaciones en el clásico pinolero ante Real Estelí el miércoles, cayeron a la quinta posición con 19 puntos que le alcanzan para entrar a la postemporada y saldrán a la cancha del “Glorias del Béisbol” de Ocotal convencidos de que sólo el triunfo le cabe para no perderse la fiesta grande. Además de que quieren festejar con un triunfo el retorno al banquillo del capitán furia Martín Mena.

Por otro lado, anoche en el Estadio Independencia se enfrentaron dos de los clubes más populares del país. Estelí llegaba al mando del torneo con 27 puntos y pretendía con sus figuras prolongar el sufrimiento de los rojinegros, que urgían reencontrarse con el triunfo.

Los primeros 30 minutos fueron de absoluto dominio norteño que reflejó su supremacía al adelantarse en el marcador por medio de Rudel Calero. Sin embargo, Ferreti mostró mejoría al punto de empatar las acciones mediante Donald Parrales. Tras el descanso, ambos salieron con todo, pero nuevamente Estelí se puso al frente del marcador por medio de Calero, que firmó el 2-1 que pone a los capitalinos con un pie en la tumba, a espera de los resultados de Diriangén.

Asimismo, Chinandega FC derrotó 1-0 al Real Madriz y se instaló provisionalmente en el subliderato, con 23 puntos, escapando a la presión de los Caciques. El gol lo marcó el colombiano Andrés Giraldo en el primer tiempo.