•  |
  •  |

A lo largo de seis entradas y dos tercios, Juan Figueroa lidió con el descontrol, pero terminó festejando el sonado triunfo 6x2 sobre el Bóer, que representa su victoria 19 en la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional.

Figueroa, con balance 19-5, empata en el segundo lugar al cubano Julio Villalón como los extranjeros más ganadores en esta Liga. El líder de los foráneos es Miguel Pérez, con 32.

Y para conseguirlo, el dominicano debió trabajar fuerte, desde el primer episodio. “Tenía un poco de descontrol, tenía que buscar la zona de strike y Campuzano y William Vásquez me aprovecharon, me conectaron buenos hits”, dijo Figueroa al colega Miguel Espinoza, de la Nueva Radio Ya.

Ese inning, el Bóer arrancó ganando, más cuando Figueroa hacía ajustes. “Sabes hay días buenos, días malos, estaba con un poco de descontrol, así son los partidos, pero gracias a Dios logramos la victoria”.

Un momento clave del partido fue el séptimo inning, cuando después de dos outs, Figueroa le dio base a Elmer Reyes y fue removido del montículo, y el bullpen se vio en problemas.

“Cuando entré a ese inning tenía 101 pitcheos, pienso que no había necesidad de lanzarle a William Vásquez, que es un buen bateador a la zurda. Entonces le hice la seña a Noel para que me sacara, que le pitcheara un zurdo para que así se volteara a perfil derecho. No había necesidad de que yo lanzara un out más. Había que utilizar a los zurdos”, señaló Figueroa, que ponchó a 5, cedió 5 boletos y permitió 4 hits.

Pero los relevistas fallaron. Esteban Pérez recibió hit, Álvaro López, hit empujador y Juan Pablo dio base.

Fue el momento de Carlos Pérez Estrella, quien se armó de coraje y tirando 2.1 innings salvó el partido. “Era una situación bastante difícil. Había bases llenas y tenía que llegar a poner strike y las cosas salieron bien”, expuso el tirador, quien se declaró repuesto de su mal en un dedo de su mano derecha.