•  |
  •  |

A pesar de tener a dos extranjeros en la duela, de contar con jugadores más experimentados y de calidad, el quinteto Davis no logró mantener la vertical en la liga de baloncesto ACB y el pasado martes perdieron su invicto frente a los Tiburones 79-77.

El revés fue severo, dramático y alarmante para el fuerte equipo de los Davis, que es considerado favorito para llevarse el título de este torneo Sub 28. Perder es una posibilidad real para todo conjunto, pero hacerlo ante su peor enemigo es lo doloroso.

Las acciones en el primer tiempo brindaron un reflejo alentador para los Davis, porque con 18 puntos de su ataque y 15 permitidos lograron ponerse adelante en la pizarra. Los siguientes 10 minutos de juego permitieron a los dirigidos por Alvin Camacho ampliar su ventaja 41-32.

Se creía que para el tercer período la situación se iba a volcar más interesante para los Davis, que con sus extranjeros Pedro Salazar e Isaac St. Rose, además del pequeño gigante Giovanny Umaña, Darry Adair y compañía, harían estragos en los Tiburones.

Pero no sucedió y los ‘acuáticos’ aprovecharon su juego rápido y con 27 tantos inclinaron la balanza y pusieron en jaque a los Davis, que fue reducidos a 14 puntos para dejar el global 59-55.

En el último tramo del desafío los Davis intentaron remontar y acelerar la producción, pero fue inútil y terminaron perdiendo 79-77, que lo deja con registro de 3-1, Tiburones 2-0, Panteras 1-2 y Pumas 0-3.

Los mejores anotadores fueron, por los Tiburones, Julio González con 23 puntos y Daniel Tenorio 17. Por los Davis, Pedro Salazar hizo 18 tantos e Isaac St Rose marcó 17.