•  |
  •  |

La espina estaba clavada, era hiriente y dolorosa, pero esa situación no duró mucho porque después de haber caído el martes pasado contra los Tiburones, el quinteto Davis logró el domingo en el Polideportivo España vengarse de su más peligroso y acérrimo adversario en la Liga de Baloncesto ACB.

El triunfo con pizarra de 71-61 para el equipo Davis fue la mejor recompensa a su esfuerzo, a su entrega sin menosprecio frente a unos Tiburones que volvieron a demostrar su ferocidad.

Pero, en medio de la merecida victoria del Davis, fue cuestionable la actitud del jugador Julio González, quien fue expulsado del partido y el gimnasio, por actitud antideportiva por el árbitro José Tercero, pero el integrante de los Tiburones desobedeció la decisión del encargado de impartir justicia y dio por terminado el encuentro a mitad del último período.

El partido lo comenzó ganando el conjunto ‘acuático’ 17-16, en un primer tiempo reñido, de una pelea sin cuartel en busca de la victoria. En los siguientes 10 minutos de acción el ataque del Davis lució feroz y se puso adelante en el global 43-39 tantos para irse al descanso.

En el tercero, la tropa de David Morales ratificó su supremacía con 27 tantos por 22 de los Tiburones, para colocar la pizarra 71-61 y cuando se jugaba el último período se canceló el desafío. Isaac St Rose sumó 31 y Carlos Rocha marcó 11, mientras por los Tiburones, Amauris Campos agregó 13 puntos y Julio González hizo 15.

Asimismo, arrancó el torneo femenino Thelma Platt, con el desafío que ganó Bluefields 56-44 al Davis Liberty. La mejor costeña fue Doris Henríquez, 20, y por las perdedoras, Esperanza Orozco, 14.