•  |
  •  |

Líder absoluto del Grupo D, después de cuatro victorias en cuatro juegos, una sobre el Ajax, otra contra el Dínamo de Zagreb y dos frente al Lyon francés, el temible Real Madrid con la furia de Cristiano Ronaldo, la agrandada agresividad de Benzemá, la presencia de Ozil, la firmeza y el talento de Xabi Alonso, la seguridad de Lass y confiando en lo incisivo que pueda ser Sahin, se mide hoy con el Dínamo.

¿Hay alguien que dude de este Madrid devastador? Incluyendo la Liga, la rancha de victorias de la tropa de Mourinho es de 11, un auténtico alarde de efectividad, y pese a que todavía no pueden entrar en acción DiMaría, Kaká, Carvalho y Coentrao, su superioridad es incuestionable, en tanto el Barcelona de Messi, con Iniesta fuera de combate por una contusión, se enfrenta mañana al Milán de Ibrahimovic, con el que empató 2-2 en el primer duelo, dejando escapar dos puntos en el Grupo H.

Después de obtener una difícil victoria sobre el Valencia 3-2, viendo rebotar un cabezazo en el horizontal en el último instante, con el empate dibujado, el Madrid regresa al escenario de la Champions, uno de sus objetivos de 2012, atravesando por un momento estelar, con una ofensiva capaz de hacer temblar a las Pirámides de Egipto.

Líder en la Liga con 31 puntos y en su grupo de la Champions con 12, este Madrid imparable saltará a la cancha del Bernabéu con esa voracidad impresionante.