•  |
  •  |

El derecho de Laguna de Perlas, Devern Hansack se ve tranquilo, sin libras de más, y más que nada, seguro de que retornará al beisbol organizado con los Medias Rojas, el mismo equipo que lo mantuvo tanto tiempo congelado en las menores pese a mostrar señales de estar listo para retos mayores.

“He pasado un año descansando sin usar para nada mi brazo y no siento molestias en el hombro. Así lo he decidido porque quiero regresar bien en las menores con Boston”, aseguró el nica mientras insistía que los Medias Rojas son el equipo con el que le gustaría retornar a las Grandes Ligas.

“Todavía no sé si será a inicios del año o mediados, lo importante es que me van a dar el chance de volver con Boston y eso es muy valioso. Creo que será mi último chance de hacer algo”, dijo el pitcher de 32 años, una edad difícil para pensar en un futuro que no sea inmediato, y más en una organización que poco chance le dieron cuando tenía menos edad.  

“Sé que tengo poco tiempo para regresar y que me den un espacio en Boston, pero quiero hacerlo porque mañana no quiero pensar que no lo intenté y no lo puedo negar, el beisbol me cambió la vida. Pero aclaro, me siento bien del brazo”, concluyó.

El 22 de abril del 2009, los Medias Rojas liberaron a Hansack. Volvieron a firmarlo en enero del 2010, estuvo en el spring training, y después de ser enviado a las menores, en mayo de ese año quedó definitivamente fuera de la organización.