•  |
  •  |

El derecho Erick Blacwell activó el interruptor, y apagó el bateo indio, mientras los leones, rasgaron rápidamente el pitcheo muy visible y fácilmente bateable de Diego Sandino, para continuar su llamativo resurgimiento con una victoria por 6-2, su cuarta consecutiva.

La ofensiva de la tribu, que fue capaz de fabricar 26 carreras contra Chinandega en la agitada serie del fin de semana, no se vio frente a Blacwell, quien estuvo trabajando una blanqueada con su pitcheo sereno, hasta ser herido con dos carreras en el cierre del octavo, siendo reemplazado por Jairo Pineda, quien remató.

Cuando un juego se desequilibra temprano y la diferencia es sostenida por un dominio como el ejercido por Blacwell, se convierte en aburrido. León se adelantó 3-0 en el primer inning con cuatro hits, la rapidez de Britton, y una rara jugada de escogencia anulando un hit al jardín derecho, sin evitar la anotación de Allen.

Después de sacar el segundo inning, el brazo de Diego volvió a parecer de trapo en el tercero, y León agregó dos más con dobles de Allen y Urbina, y cohete de Sotelo. Con el marcador 5-0, Sánchez envió a Uber Paz a la trinchera, pero León continuó con su sexta carrera en el cuarto, impulsada por Britton con un batazo inmenso que fildeó Campuzano.

Poco a poco, las esperanzas indias se fueron desvaneciendo, dando la impresión de estar bateando en la oscuridad. Su pequeña reacción del octavo, limitada a dos carreras, solo evitó la blanqueada, con León rugiendo, acercándose a tres y medio juegos.

Marlon Abea, saliendo de una polvareda en el Oriental, debutó con el Bóer fallando en cuatro turnos, mientras Sotelo, disparaba tres imparables en noche de gritería. Para Blacwell, fue su primer triunfo de la temporada por dos reveses, en tanto Sandino, aturdido, se acostó con 2 y 2, viendo pasar líneas a su orilla, como avispas zumbando.

dplay@ibw.com.ni