•  |
  •  |

¿Escuchan los rugidos?.. Sus garras se han aferrado a sus presas, las someten con ferocidad mientras su afilada dentadura desgarra sus corazones. Ayer León sacudió con orgullo su melena y superó a los Tigres de Chinandega con pizarra de 6x5, que representó su séptimo éxito en los últimos ocho desafíos.

La recuperación de los melenudos es alentadora, y estupenda para los miembros de la Liga Profesional, que al igual que los aficionados metropolitanos estaban preocupados por el pobre accionar de los leones.

El encuentro se lo acreditó Jairo Pineda (2-2), quien laboró 5.1 entradas de dos carreras y el fracaso fue para Saydel Beltrán (1-1). Salvamento de Wilber Bucardo.

Los Tigres despegaron arriba en el desafío con una carrera que anotó Moisés Flores y que remolcó Michael Abreu con rola al cuadro. Sin embargo, los metropolitanos ripostaron de inmediato con el trueno número de la campaña del costeño Dwight Britton.

León volvió a marcar carreras en el tercer inning, Andrés Rodríguez trajo la segunda mediante sencillo, anotada por Juan Infante y con dos hombres en circulación Juan Carlos Urbina (2) conectó jonrón productor de tres.

En la siguiente entrada Ramón Flores pisó el pentágono producto de fly de sacrificio de Luis Allen. Los Tigres descontaron contra Pineda en el sexto por doblete de Michel Abreu, cañonazo Luany Sánchez y metrallazo de Esteban Ramírez.

En el séptimo frente al relevista Wilder Rayo, los chinandeganos hicieron tres carreras. Moisés Flores pegó triple y Shawn Bowman lo empujó con hit, después el cubano Abreu conectó sencillo y avanzaron por wild pitch para que doblete Luany los trajera al home.