•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Manchester City, del argentino Sergio “Kun” Agüero, volvió a demostrar su superioridad al frente de liga inglesa, un campeonato en el que se mantiene invicto, al arrollar 5-1 a un Norwich que no logró en el Etihad Stadium su único objetivo de la tarde: evitar la goleada.

Cinco puntos por detrás del líder, el Manchester United pudo mantener la distancia con sus vecinos del City al superar por la mínima al Aston Villa a domicilio (0-1), después de iniciar su partido por detrás del Tottenham que, a pesar de tener un partido menos, se situó durante unas horas en el segundo puesto provisional de la Premier League.

También logró un buen resultado el Chelsea, superó con menos sufrimiento del esperado (0-3) al Newcastle, un conjunto que todavía no había caído en su propio campo esta temporada.

Pero el marcador más abultado de la jornada lo firmó de nuevo el líder, gobernado por Agüero, el bosnio Edin Dzeko y el español David Silva, que esta tarde supieron imponerse a un Norwich que planteó una táctica extremadamente conservadora para tratar de minimizar los daños en su visita a Manchester.

Tras unos primeros minutos trabados, el “Kun” supo romper por vez primera la defensa visitante a la media hora de juego, cuando recibió un balón al borde del área pequeña y dirigió un disparo entre las piernas de los cinco defensas que le rodeaban para colocar el primer gol de la tarde.

La dinámica del partido indicaba que, tras el primer gol del City, el choque quedaba prácticamente sentenciado, ya que el Norwich solo tenía dos opciones, o bien mantenerse encerrado en su área, con la imposibilidad de remontar el partido desde allí, o bien salir al ataque, lo que hubiera dejado el espacio necesario para que el City, con una delantera letal, ampliara el marcador sin dificultades.

Los visitantes aguantaron el tipo hasta entrada la segunda parte, pero la evidente superioridad de los de Roberto Mancini acabó por dejarlos rendidos, y los goles comenzaron a caer. El francés Samir Nasri, el marfileño Yaya Touré, el italiano Mario Balotelli y el inglés Adam Johnson.