•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Todos los estadios de Brasil cumplieron hoy un minuto de silencio o aplausos en el inicio de los partidos de la última jornada del campeonato nacional en memoria del exjugador Sócrates, fallecido esta madrugada por una infección generalizada.

Los restos del exfutbolista y médico de profesión, quien murió a los 57 años, fueron velados durante unas pocas horas en la ciudad de Ribeirao Preto, a unos 280 kilómetros de Sao Paulo, donde estaba previsto que serían sepultados casi a la misma hora en que los hinchas de todo el país coreaban su nombre en los estadios.

Al velorio, según dijeron medios locales, asistieron más de mil personas, encabezadas por su hermano Raí, quien también fue jugador de fútbol y llegó a brillar en la selección brasileña.

Una de las situaciones más conmovedoras se vivió en el estadio Pacaembú, de Sao Paulo, donde la hinchada del Corinthians le rindió un especial y emotivo homenaje al que fue uno de los mayores ídolos del equipo.

Los jugadores, que con solo un empate ante el Palmeiras lograrán hoy el título del campeonato brasileño, lucieron brazaletes negros en señal de luto y el minuto de silencio fue en realidad de ruido, pues la hinchada no dejó de corear el nombre del ídolo fallecido.

Los titulares, suplentes y hasta los miembros del equipo técnico del Corinthians sí se mantuvieron en silencio, pero con el puño derecho en alto, tal como Sócrates hacía para festejar sus goles.

Asimismo, la frase "Gracias Doctor" fue exhibida por cientos de hinchas en pancartas agitadas en los cuatro lados del campo.

Esa misma frase tituló hoy la noticia en casi todos los portales de la prensa local en la internet y fue utilizada por las decenas de deportistas que se manifestaron en las redes sociales y hasta por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva, que se pronunciaron en sendos comunicados.

"Brasil ha perdido a uno de sus hijos más queridos: el doctor Sócrates", dice el comunicado firmado por Rousseff, quien destacó su "genialidad en los campos" y su "compromiso político", así como su "preocupación con su pueblo".

Lula, furibundo hincha del Corinthians, calificó a Sócrates de "ejemplo de ciudadanía, inteligencia y conciencia política" y sostuvo que fue un "'crack' en el campo y un gran amigo".

Afirmó además que "su contribución al Corinthians, al fútbol y a la sociedad brasileña jamás será olvidada" y concluyó con la frase que más se repitió hoy en el mundo deportivo brasileño: "Gracias Doctor".