•  |
  •  |

Pocas veces se ha visto un dominio tan imponente como el que lució Real Estelí en este Apertura, por eso no cabe duda que la final debe dejar como campeón a los norteños por mucho que Ferreti le haya puesto un extra de coraje al cierre de la fase regular y la cuadrangular para llegar hasta estas instancias.

Estelí tiene todo para ganar, los jugadores en su mejor momento --excepto en la portería--, filosofía de juego, control de balón y un grupo que ofrece muchas variantes en el ataque. En defensa, Salvador García se ha convertido en lo más revelador del torneo junto al trabajo de Eliud Zeledón como central, pero el punto fuerte de los norteños está en la mitad de la cancha. El salto que dio Félix Rodríguez este año solo puede compararse a lo de Juan Barrera con Tauro en Panamá.

Samuel Wilson, aunque su rendimiento depende de la disposición en el juego, también es clave al igual que lo han sido Manuel Rosas y Elvis Pinel, quienes le han dado más profundidad al equipo. Ya no se diga la incidencia de Rudel Calero, que a pesar de que ha tenido algunas lesiones, es difícil dejarlo fuera entre lo mejor que tiene Estelí.

No es que “El Tren” solo la llega a traer contra Ferreti, pero los capitalinos perdieron fuerza en el ataque pues está en duda la presencia de Norfran Lazo, aunque Darwin Ramírez parece que ha tomado el ritmo, sin embargo, la media cancha rojinegra se ve agrietada sin un hombre líder que le dé aire. Axel Villanueva no se ha visto y tal parece que no hay nadie más que aporte. Ferreti dependerá del contragolpe, un juego vertical que solo tendría éxito ante un equipo que se abra, y sin duda los rojinegros dependerán de su mejor hombre, el portero Denis “El Pulpo” Espinoza.