•  |
  •  |

Chicago Tribune

¡Oh, síííííí! El tipo que hizo inmortal la expresión de “oh, nooooo” cuando Brant Brown dejó caer aquel famoso elevado, va directo al Salón de la Fama.
Ron Santo se une a sus compañeros de los Cubs Ernie Banks, Billy Williams y Fergie Jenkins en el Salón de la Fama del beisbol.
Santo fue elegido por el Comité de Veteranos en la llamada Época de Oro (1947-72) que se anunció este lunes.
Y si bien los seguidores de los Cubs pueden disfrutar, las noticias no fueron tan buenas para el sur de Chicago. El pionero latinoamericano de los White Sox y favorito de los fanáticos, Minnie Miñoso, fue eludido por el Salón en la votación.
El comité, integrado por 16 miembros, incluyó a Williams, a Roland Hemond, ex gerente general de los White Sox; y a Dave Van Dyck, reportero de béisbol del diario Chicago Tribune. Los votantes revisaron a 10 candidatos, cada uno de los cuales necesitaba de 12 votos para ser electo.
Santo recibió 15 votos, según Jane Forbes Clark, presidente del Salón. Jim Kaat fue segundo en la votación con 10, seguido de Miñoso y Gil Hogges que recibieron nueve cada uno, mientras que Tony Oliva recibió ocho.
La elección de Santo es un tanto agridulce ya que ocurre a un año y dos días de su muerte. Santo padeció de diabetes durante su vida, incluidos los 15 años de carrera profesional en los que bateó un promedio de .277 con 342 cuadrangulares y 1,331 carreras impulsadas, además de ser acreedor a cinco Guantes de Oro.