•  |
  •  |

El Oriental estaba por tocar fondo, un juego lo separaba de los Leones, que a pesar de su racha de cuatro triunfos al hilo seguían, o más bien, siguen en el sótano de la Liga Profesional. Pero anoche los pupilos de Noel Areas respiraron de nuevo, volvieron a la vida y de qué forma, propinando una paliza de 11x5 al León, que tuvo en Andrés Rodríguez a su mejor hombre a la ofensiva con su tercer jonrón, doble y dos remolques, pero fue como una gota en el desierto.

Muy distinto ocurrió con Granada que sacó la pólvora, no mojada, y disparó 16 hits, tres de ellos del líder de bateo de la Liga, Renato Morales y tres remolques de Geraldo Valentín, que sellaron la contundente victoria que dejó en el pasado la mala racha de cinco derrotas del Oriental.

Los granadinos marcaron dos rallys de cuatro carreras en el primero con cuatro imparables, combinado con error mortal de Juan Carlos Infante, e hicieron otras seis anotaciones, con igual número de incogibles en el cuarto que bastaron para “acomodarle” el camino a su abridor José Calero (3-2), quien superó por mucho a Osvaldo Rodríguez (1-4), el pitcher derrotado por los Leones.

De pronto, León volvió a ser el equipo que llegó a acumular más de 12 derrotas en el frío sótano, dejaron a más de doce hombres sobre las almohadillas y el pitcheo se descalabró. Con el triunfo el Granada se distanció dos juegos del último puesto de la Liga. Hoy no hay jornada.