•  |
  •  |

La ilusión se mantuvo encendida muy dentro de sí. Aún cuando decidió colgar el uniforme y concentrarse en sus estudios y empresa, Davis Morales ha seguido involucrado en el baloncesto, un deporte que según él lleva en la sangre y ha regalado muchas satisfacciones.

Fue en el año 2008 que este hombre que asegura ser miembro de una iglesia cristiana y que además es cantante, volvió a ser parte de un equipo que denominaron Davis, aunque esta vez como presidente.

“Yo soy un basquetbolista frustrado, en secundaria jugué con el equipo Ramírez Goyena, pero preferí mis estudios profesionales y dedicarme a trabajar y ahora que Dios me ha bendecido he estado ayudando a impulsar este deporte”, admite Morales.
El quinteto los Davis se coronó por primera vez en un torneo libre del barrio Monseñor Lezcano en 2008, después en su debut en la Liga del Parque se llevó el título y la semana pasada se convirtió en monarca de la Liga ACB.

“Los planes son establecer una franquicia ganadora. Ser una dinastía en el baloncesto, pero con valores sociales, que los jóvenes tengan una postura positiva. Transmitir el mensaje de Dios y la importancia que tiene en la vida de las personas”,
declaró Davis Morales.