•  |
  •  |

El dominicano Hanley Ramírez, novato del año en el 2006 con los Marlins, quiere seguir en el campo corto, pero la presencia de otro dominicano actualmente con más brillo, José Reyes, reciente campeón bate con los Mets, obliga a su desplazamiento hacia el tercer costal.

Ramírez no oculta su incomodidad y la coloca sobre el tapete, con la mecha encendida. Así que los Marlins, que lo tienen firmado hasta el 2014, podrían considerarlo material de canje para evitar una situación de “rancho ardiendo”.

Según los columnistas del Boston Globe, hay interés de los Medias Rojas en recuperarlo. Después de la temporada del 2005, con Hanley –diagnosticado como futuro estrella- habiendo tomado solo dos turnos sin hit con el equipo de Boston cerrando la temporada fue enviado a los Marlins junto con Aníbal Sánchez y otros peloteros, a cambio de Josh Beckett y Mike Lowell.

Se desarrolló rápido llegando a coronarse campeón de bateo en el 2009, pero comenzó a ser conflictivo, y este año, afectado por problemas musculares fue reducido a 92 juegos y .243 de average.

En Boston, con Nick Punto asegurado, esperan que Ramírez, con 27 años, tenga disponible “lo mejor de su potencial” y encarrile su disciplina.

En tanto, mientras los Rangers de Texas tratan de pavimentar el camino para la contratación del derecho japonés Yu Darvish, como reemplazo del zurdo C. J. Wilson, ahora con los Angelinos, el equipo de Arizona, anunció la contratación del jardinero Jason Kubel, de 29 años, quien estuvo siete años con Minnesota.

Este movimiento, puede enviar al banco al venezolano Gerardo Parra, un ganador de guante de oro, pero con menor significado ofensivo.

Los Dodgers que solo utilizaron en 63 juegos al veterano antesalista de 38 años Casey Blake, lo vieron firmar como Agente Libre con los Rockies de Colorado, con los Cardenales de San Luis muy interesados en el boricua Carlos Beltrán, y los Royals garantizando la permanencia del utility cubano Yuniesky Betancourt.

dplay@ibw.com.ni