•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El futbolista brasileño Adriano confía que las investigaciones policiales terminarán corroborando que no disparó el arma que hirió en su auto a una mujer de 20 años que sostiene lo contrario, según dijo el lunes antes de prestar testimonio nuevamente en la policía.

"El arma estaba entre los asientos, ella la agarró y se disparó accidentalmente. Los exámenes van a comprobar que no estoy mintiendo", indicó el atacante del club Corinthians en una comisaría de Rio de Janeiro.

En la madrugada del sábado, Adriano viajaba en su auto con cuatro mujeres y su guardaespaldas tras una fiesta en Barra da Tijuca, zona oeste de Rio de Janeiro, donde una de ellas, Adriene Cyrilo Pinto, recibió de manera accidental un disparo en la mano, proveniente del arma del policía militar que trabaja como custodia del futbolista.

Las versiones del hecho son contradictorias: Pinto asegura que el atacante estaba en el asiento trasero de donde salió el disparo según las pericias técnicas, y acusa al futbolista de ser su autor, dijo a la AFP la policía.

"Yo estaba en la parte delantera", reparó Adriano. "Estoy tranquilo, muy calmado. Yo sé que la verdad es esa, espero que (la joven) se recupere bien a pesar de lo que está haciendo conmigo", indicó.

Además de su irregular desempeño deportivo, Adriano se ha caracterizado en los últimos tiempos por presentar problemas de conducta y extradeportivos.

El año pasado el ex atacante del Flamengo y del AS Roma italiano fue exonerado judicialmente de tener presuntos lazos con narcotraficantes de la favela Vila Cruzeiro, del Complejo da Penha (suburbio norte de Rio), donde nació y creció.

El atacante también fue investigado por dos polémicas fotos: una en la que aparece realizando con sus manos las iniciales "CV" del grupo delictivo 'Comando Vermelho' y otra en la que aparece empuñando un fusil.

"Cuando las cosas le pasan a Adriano, la repercusión es siempre mayor", zanjó el atacante.

El presidente del Corinthians manifestó más temprano estar preocupado por la situación del jugador aunque por lo pronto descartó la posibilidad de rescindirle el contrato.